El taller de la cultura o la cultura de taller, por Daniel Fermani (Mendoza)

“Es innegable el proceso de metamorfosis permanente, de evolución y de generación de energía que caracterizan al arte y a su aprendizaje. Si es que el arte se puede aprender. Esto nos lleva a un cuestionamiento basilar en el problema del acceso al arte como camino y finalidad: ¿cuáles son los pasos por seguir en una existencia que aspira al arte? En nuestra sociedad de cultura rápida, de cursos fugaces y de superficialización de todo tipo de conocimiento, el arte no escapa a la categorización general que convierte todo objetivo humano y por lo tanto social, en un producto que se puede adquirir con poco esfuerzo y menos tiempo…”

La experiencia de los maestros multiplicadores, por Carlos Fos (Bs As)

“La fundación del Colegio Nacional el 3 de octubre de 1869, marca para Santiago del Estero una etapa decisiva de su formación educativa. Con este escalón fundamental, hace su presencia en esta provincia, el normalismo con sus claras concepciones ideológicas, marcando un sello para el alcance del pensamiento homogéneo en la administración y transmisión del conocimiento. Al respecto dice uno de sus primeros rectores don Baltasar Olaechea y Alcorta, que también fue alumno fundador:”A manera que un haz disipa las tinieblas, me parece que el Colegio iluminó los senderos del porvenir de la Provincia y sirvió, quiero creerlo, como punto de partida de una reacción generadora de mejoramiento de toda índole…”

Enfoques sobre la representación, lo no representado y lo irrepresentable en el teatro argentino, por Javier Demaría (Bs As)

El debate sobre el valor ideológico y político del teatro implica una reflexión más amplia, de la que a su vez nacerán numerosas sugerencias. Se trata de una crítica radical a cómo se ha ideado y practicado la representación.
La representación en el teatro, se ha considerado en los últimos años, un filtro imperceptible de la realidad, una mediación pronta a disolverse; a la idea de transparencia se opone ahora la de opacidad. Hasta los años ochenta y con algunos resabios en los noventa, el teatro era un medio para fijar las apariencias más allá de las propuestas absurdistas continentales que tomaron forma en las dramaturgias de autores de los sesenta...”

Otra, que escribe desde la mierda, por Roxana Sella (Córdoba)

Creo que este escrito, más que de opinión o de justificación de las muchísimas por las que sigo haciendo TEATRO es una protesta. Protesta ante tanta hipocresía, ante tanta falta de interés y hasta de educación. El teatro, no es popular, jamás va a serlo, el teatro independiente muchísimo menos. INDEPENDIENTE, palabrita que utilizamos todo el tiempo, pero que creo, definitivamente estoy segura, que la mayoría de la gente no tiene la más puta idea de lo que significa, y más allá de su significado, de lo que implica. Leí por ahí “EL ARTE DEBE SER BARATO Y ACCESIBLE”, afirmación que me dejó sin habla, ¿barato?? ¿Que significa barato?, ¿gratis? ¿Todo por dos pesos? ¿Que es eso?…”

Los usos del lenguaje y un análisis de Entre Villa y una mujer desnuda, por Matías Timpani (Bs As)

“Durante miles de años las palabras encerraban los secretos más sentidos del hombre: el nacimiento y  la muerte, el éxito y el fracaso,  la vida y  todas sus posibilidades. Los problemas, sin embargo, aparecen cuando comienza a cuestionarse la representación de los hechos desde el universo del lenguaje, y se conservan sobre anaqueles determinadas teorías. Llegamos así a una primera conclusión: las palabras nunca son inocentes, constituyen una realidad compleja…”

Estructura falaz de la metafísica del arte, por Nicolás Perrone (Mendoza)

“El arte. Curioso portador de equívocos y falaces razonamientos cuando se piensa en su sentido y función. Arriesgando una audaz simplificación podríamos postular una oposición fundamental como cimiento de toda equivocidad en el arte: pensándola como una creación cuyo valor, sentido y función se hallan en sí misma, independientes de cualquier condicionamiento externo, o bien como una actividad que, en tanto es producida por el hombre, no se la puede disociar de su contexto social…”

De las instituciones educativas y el teatro, por Facundo Rubiño (Bs As)

“Antes que nada creo que hablar de teatro es para mi… un lujo que se permite un X atravesado por el deseo de pensar sobre aquello en lo que que ve inmerso, pensar teatro es a veces, una masturbación intelectual… Un acto de onanismo puro y desfachatado. ¿Por qué quien es este que escribe? ¿Cuantas obras dirigió, ecribió? ¿Dónde se fomó? ¿Que derecho tiene un papanatas cualquiera pensar el teatro y encima atraverse a divulgarlo?…”

Teoría teatral contemporánea. Sobre el concepto de teatro postdramático, por Marcelo F. Ponce (Córdoba)

En el transcurso de las últimas dos décadas, en opinión de David Barnett, han surgido algunos textos escritos para teatro que “despliegan ciertas cualidades que hacen su asociación al concepto de drama difícil de sostener”. Barnett, en su argumentación, y siguiendo a Hans-Thies Lehmann, afirma que “lo postdramático propone un teatro más allá de la representación…”

OBRAS

Las Extranias, de María García (Mendoza)

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page