Malabarismos Figuras Básicas

Las figuras básicas del malabarismo son las siguientes:

Cascada

Columna

Ducha

Fuente

Malabarismos Cascada

La cascada se realiza con un número impar de objetos, a partir del 3: (3, 5, 7, 9, 11,…).

En la cascada, las dos manos lanzan las pelotas en diagonal, de manera que hay un punto de choque en el centro. Las dos manos van al mismo ritmo, pero una comienza antes que la otra, por este motivo no chocan en el centro.

Al tener un número impar de objetos, al principio, una mano tendrá más que la otra. Será la mano con más pelotas la que iniciará el movimiento.

Cada pelota que lanzamos, la lanzamos por debajo de la última que hemos lanzado. Si la lanzásemos por encima de la última, entonces las pelotas se moverían por la figura en sentido contrario, y hablaríamos de la cascada invertida.

La cascada la puede ejecutar:

una persona lanzando pelotas al aire (3, 5, 7, 9 pelotas)

una persona lanzando pelotas de rebote al suelo (3, 5, 7, 9, 11 pelotas)

dos personas pasándose pelotas deslizándose por el suelo (3 – 11 y más pelotas)

dos personas pasándose pelotas de rebote (3 – 11 y más pelotas)

También se puede variar el material, ya que se puede hacer también con mazas, aros, gasas, cajas (por parejas), diábolos (por parejas), o incluso, combinaciones de los anteriores.

Las figuras básicas del malabarismo son las cascadas, las columnas, la ducha y la fuente. A la cascada también se la llama ocho tumbado o infinito.

Malabarismos Columnas

En las figuras del tipo columnas, los lanzamientos son verticales y las manos cambian de posición para recibir a los objetos lanzados.

Es complicado realizar las columnas con muchos objetos puesto que las columnas están una al lado de otra y el espacio ocupado es el horizontal, que es mucho más limitado que el vertical.

Al igual que en la fuente, se pueden realizar las columnas simultáneas o alternadas (pistones).

Si se trata de realizar columnas con tres objetos y una sola mano, se recomienda realizar en primer lugar el lanzamiento exterior (más alejado de la línea vertical del cuerpo), seguidamente el interior (más cercano a la línea vertical del cuerpo) y finalmente el intermedio.

Malabarismos Ducha

La ducha se puede realizar tanto con un número par, como impar de pelotas, a partir del 2: (2, 3, 4, 5, 6, 7,…).

En la ducha encontramos:

la mano que lanza (normalmente la mano hábil), y

la mano que alimenta (la mano no hábil)

La mano hábil lanzará las pelotas arriba, mientras que la mano que alimenta, recepcionará las pelotas lanzadas, y las pasará a la mano hábil, para que pueda hacer el siguiente lanzamiento.

La ducha la puede ejecutar:

una persona lanzando pelotas al aire (2, 3, 4, 5, 6, 7, pelotas)

una persona lanzando pelotas de rebote al suelo (2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 ? pelotas)

dos personas pasándose pelotas deslizándose por el suelo (3 – 9 y más pelotas)

dos personas pasándose pelotas de rebote (3 – 9 y más pelotas)

También se puede variar el material, ya que se puede hacer también con mazas, aros, gasas, cajas, diábolos, o incluso, combinaciones de los anteriores.

 Cuando la mano que alimenta en lugar de realizar un lanzamiento tenso bombea un poco la pelota, la figura resultante recibe el nombre de media ducha. Esta es mucho más fácil de ejecutar que la ducha. Gráfico de media ducha:

 Malabarismos Fuente

La fuente se realiza con un número par de objetos y consiste en lanzar los objetos de manera que no se cambian de mano. Así las trayectorias descritas son dos pequeñas elipses verticales encima de cada mano.

Al ser las manos independientes una de otra, en muchas ocasiones no se conserva el plano llegando a verse una de las elipses por delante de otra, debido a que un brazo se flexiona demasiado y el otro se mantiene estirado. Este es el error más frecuente en iniciación.

En cuanto a la sincronización, la fuente puede ser simultánea (las dos manos lanzan a la vez) o alternada. Simplemente lanzando uno de los objetos más alto, podemos cambiar el sincronismo de la figura.

Malabarismos Aros

Los aros se pueden lanzar a una gran altura y recepcionar sin problemas, lo que les convierte en la técnica en que se es capaz de manipular más objetos a la vez. Algunos malabaristas pueden mantener de forma continuada 12 aros en el aire. También son muy adecuados para ser pasados entre practicantes, lo que les convierte en un elemento ideal para “poblar” el aire de objetos. Algunos malabaristas han practicado con platos como si fueran aros para recrear una cocina circense.

Los aros, además tienen muchas posibilidades en cuanto a rotaciones por el cuerpo, cambios de posición (en el codo, en la cabeza, pie…) y giro con cambio de color, y pasing (malabares entre dos o más personas).

Existen diversos tipos de aros, no obstante los más usuales son de plástico duro y con un diámetro exterior de 32 cm, aproximadamente, y un grosor de unos 4 mm. Con estas características físicas, los aros son elementos muy ligeros, tanto que con un poco de brisa se desviaran. Su fabricación es fácil, barata y rápida.

La manipulación de los aros incluye lanzamientos frontales y también laterales, que permiten una visualización más estética de los aros. Aunque sea un objeto muy peculiar, sus lanzamientos, trucos, así como su notación se asemeja a la de los malabarismos con pelotas. Otra característica interesante es que muchos malabaristas suelen poner los aros alrededor del cuello durante o en la finalización de sus trucos.

La progresión a la cascada de tres aros, sigue los mismos pasos que para la cascada de tres pelotas.

Actividades

1 aro individual:

Rotaciones cuerpo: entre los dedos, muñeca, enfundar-desenfundar, con el dedo pulgar pequeños golpes

Rodamientos por el suelo.

Lanzamientos:

Lanzamiento con giro: lanzar hacia arriba y adelante, de manera que caiga al suelo y vuelva rodando (señal de que se ha lanzado con corrección)

Distintas alturas y trayectorias (lanzamiento vertical, cruzado, etc…).

Recoger con diferentes partes del cuerpo.

1,2 y 3 aros por pareja: Por parejas, uno lanza y el otro recoge.

  • Un compañero ofrece los brazos y la cabeza, para que el otro intente encestar los aros. Los lanzamientos serán como los de un freesbe (con una trayectoria bombeada).
  • Si cabalgamos los 3 aros (como los aros olímpicos), de manera que con dos dedos podemos pinzarlos todos, podremos lanzar los 3 a la vez; uno a cada brazo y el tercero a la cabeza.
  • 3 aros por pareja:

Cascada por dentro.

Cascada por fuera.

3 aros individual:

Cascada por dentro.

Cascada por fuera.

Columnas

Malabarismos Bastón Diablo

El palo chino es un palo de unos 50 cm, aproximadamente, que se manipula con la ayuda de dos palitos más pequeños. Existen básicamente dos tipos de bastones del diábolo: el cónico o chino y el recto o canadiense. El cónico es el favorito de los artistas de circo es muy difícil de construir, el recto en cambio, es realmente de fácil construcción.

El palo chino se caracteriza por su forma cónica, pero sigue el mismo principio que el palo canadiense (totalmente recto y con flecos en las puntas a modo de contrapeso): la forma cónica del palo chino, facilita el giro del mismo; ya que gracias a ésta alejamos el peso del centro del palo, convirtiéndolo así en el eje de giro.

Para manipular el palo chino podemos golpearlo, arrastrarlo, sostenerlo, etc… con los palitos, las manos, los pies, etc… según la figura que vayamos a hacer.

No obstante, en un principio solo trabajaremos con los palitos. En función del truco a realizar, golpearemos con los palitos en una zona u otra del palo chino.

En iniciación, para mantener el palo chino en el aire, podemos aplicar dos técnicas distintas. Ambas dan lugar a un resultado similar: el palo chino se balancea de lado a lado con un movimiento pendular.

Impacto simple (un solo palo). Esta técnica incluye dos acciones:

Para pasarlo de mano a mano, golpear con el palito por encima del medio del palo chino.

Para recepcionar y poder pasarlo, amortiguar en la misma zona de impacto.

Doble impacto (con los dos palos a la vez).

Para aplicar esta técnica, un palito golpea el palo chino por encima del medio y el otro por debajo.

Los dos palitos golpean a la vez el palo chino.

Algunos malabaristas son capaces de mantener satisfactoriamente dos palitos en el aire, dando una gran vistosidad al conjunto. Otros practicantes son capaces de realizar malabarismos con tres bastones del diábolo usando para ello dos palitos en cada mano, aunque la técnica de manejo es distinta llegándose a parece más a lanzamientos y recepciones con las pelotas pero con implemento.

Actividades

Individual:

Equilibrios: mirando al punto más alto

en la mano, dedo

en la barbilla, nariz, frente

en el codo, rodilla, punta del pie

horizontal en la cabeza

sobre uno de los palitos

Con el palo chino apoyado en el suelo:

golpearlo con doble impacto para aguantarlo en el aire.

golpearlo con único impacto para aguantarlo en el aire.

Hacer girar el palo 360º alrededor de uno de los palitos: Con el palo chino en movimiento, uno de los palitos golpea el palo chino por debajo del medio, de modo que lo impulsa para que de una vuelta de 360º.

Movimiento de hélice de helicóptero: Colocamos los palitos de manera que quede uno por delante y por debajo del medio del palo chino; y otro palito por detrás y por encima del medio del mismo. Sin soltar los palitos y sin que se despeguen del palo chino, las manos empiezan a dar vueltas hacia delante, como si estuvieran pedaleando.

Lanzar el palo chino plano hacia arriba: Colocamos el palo chino en equilibrio sobre los dos palitos, y lo lanzamos hacia arriba.

Utilizar el cuerpo como obstáculo a superar: Con el palo chino en el aire, golpearlo pasando el palito por debajo de la pierna.

Por parejas con un palo chino:

Las parejas se abrazan por la cintura, de modo que cada componente deja libre una mano, con la que agarrará un palito.

Entre los dos deben mantener el palo chino en el aire; ya sea con impacto simple o doble.

En grupo: Con un solo palo chino para todos, el grupo se sitúa en fila. La propuesta consiste en pasarse el palo chino, de una punta a otra de la fila.

Consideraciones pedagógicas

Para introducir el palo chino, podemos trabajar con las manos, de modo que estas realicen la función de los palitos. Con este procedimiento, la sensibilidad es mayor y resulta mucha más sencillo amortiguarlo.

Levantar el palo chino por primera vez no es muy complicado, sin embargo recomendamos empezar con el palo apoyando en el suelo. Con el palo apoyado verticalmente en el suelo, aplicar el golpeo simple o doble hasta que se levante del suelo.

Conseguir que el palo chino se eleve no es difícil, pero cuando queremos empezar a probar trucos se complica su manejo.

Resulta muy sencillo combinar movimientos de palo chino con movimientos de Twirling.

Malabarismos Palo Largo

El palo largo es una simple vara de madera, la longitud de la cual variará en función de la altura del malabarista.

Las técnicas aplicadas al palo largo son las propias del Twirling y del Swing combinadas. Las razones son muy sencillas:

El palo largo es igual que el de Twirling pero en grande. El palo largo es parecido a una maza, pero con la particularidad que no lo agarramos por un extremo, sino por la zona central.

No solo se trata de similitudes físicas; también comparten ciertas características, como los giros objetivos y los giros subjetivos:

Si nosotros estamos orientados hacia el Norte, y el palo gira hacia el Este (hacia la derecha); al cambiar nuestra orientación hacia el Sur (es decir si hacemos un giro de 180º) para que el palo siga girando hacia el mismo sentido (hacia el Este), el palo girará hacia nuestra izquierda.

Si nosotros estamos orientados hacia el Norte, y realizamos florituras con el palo en la mano derecha y hacia el Este (hacia la derecha), al cambiarlo de mano, para que las florituras sigan manteniendo el mismo sentido, la mano izquierda hará el movimiento el revés.

Actividades

Con el palo apoyado en el suelo: Levantar el palo y aguantarlo en el aire con doble impacto, como si fuera un palo chino.

180º + 180º con dos manos: Cada mano da medio giro al palo (180º) y deja paso a la otra mano APRA que de medio giro más.

360º sobre una mano: Con la palma de la mano mirando hacia arriba, agarramos el palo largo por el centro.

Enroscamos la mano sobre si misma, de modo que veremos pasar por delante de nuestra cara, la punta del palo que está más alejada del centro del cuerpo.

Cuando la mano ya no pueda enroscarse más suelta el palo e inmediatamente después lo recoge. El palo acaba de dar una vuelta de 360º.

360º + 180º con dos manos: Consiste en realizar un 360º sobre una mano y un 180º sobre la otra mano.

Florituras:

En el manejo del palo largo, no es usual aplicar las florituras de modo que el palo pase por encima y por debajo del brazo que lo manipula, ya que por sus dimensiones el palo golpearía en nuestro cuerpo.

Las florituras con palo largo se realizan de modo que el palo pasa por delante y detrás del cuerpo, o por la derecha y la izquierda del mismo.

Movimiento Abeja Maya: Consiste en hacer un 180º+180º por detrás de la espalda.

Vuelta completa:

Mirando en frente siempre, encadenamos:

floritura con la mano derecha, por delante y detrás del cuerpo, con giro hacia la derecha,

Abeja Maya, con giro hacia la derecha,

floritura con la mano izquierda, por delante y detrás del cuerpo, con giro hacia la izquierda,

180º con la mano izquierda, con giro hacia la derecha, y

360º con la mano derecha, con giro hacia la derecha,

Conseguiremos una vuelta completa del palo alrededor de nuestra cintura.

Rodamientos sobre distintas partes del cuerpo: La ejecución es similar a la aplicada en el Twirling, con la diferencia del punto de agarre.

El palo largo, por sus dimensiones, no precisa ser agarrado por el extremo para realizar los rodamientos. Sin embargo, cuanto más lejos del medio del palo agarremos más sencilla será la ejecución de éstos (de los rodamientos).

Consideraciones pedagógicas

Para iniciarnos en el manejo del palo largo y como medida de prevención, podemos cubrir los extremos del palo con pelotas de tenis. Esta medida no solo nos protegerá de los impactos contra los extremos del palo, sino que también facilitará los giros del mismo.

Se puede trabajar con dedos o con muñeca. En principio y para facilitar los movimientos, trabajaremos con muñeca.

Una de las referencias más útiles en el manejo del palo largo, consiste en que éste pasa una vez una por encima y otra por debajo de la muñeca (ver ejercicio de florituras en twirling).

Para no perdernos y saber por donde debe pasar el palo, tomamos como referencia una de sus puntas; recomendamos marcar la punta que utilicemos como referencia, con un trozo de tela o con una gasa de malabares.

Malabarismos Cajas

Las cajas son uno de esos materiales con infinitas posibilidades pero enormemente desaprovechados. En muy poco tiempo se consiguen los más espectaculares ejercicios, aunque es difícil darse cuenta de los errores y su manipulación conlleva un elevado gasto energético que repercute desgraciadamente en el abandono, por parte de muchos, de su práctica.

Las cajas, cuando bien trabajadas, producen una ilusión de flotación debido a que el pecho del practicante sube y baja con las mismas gracias a un importante trabajo de flexo-extensión de piernas.

La fabricación de una caja no sólo es posible sino que es recomendable que se haga ya que éstas se estropean con facilidad. Pero eso lo trataremos más adelante.

El agarre de las cajas puede ser realizado por cualquier uno de sus lado (fases) aunque tradicionalmente (y también por facilitar su manejo) se suele cogerla por la parte superior, justa por el medio (4 dedos por un lado y el pulgar haciendo oposición).

Este objeto es tradicionalmente conocido como “caja de puro” dado que en sus inicios los malabaristas usaban las cajas de puros que en su momento eran fabricadas de madera.

Actividades

Equilibrios en varias zonas del cuerpo

mano (planta y dorso), dedo, rodilla, codo, pies

espalda

barbilla, nariz, frente (cuidado pues las cajas pueden caer y hacer daño en este tipo de ejercicio)

con desplazamiento

pasando al compañero

con rotación (giros) en los dedos

Enganchar 1 con dos cajas imprimimos un impulso para que la de la derecha se vaya hacia la izquierda junto a la de la izquierda (la de la derecha la soltamos un momento).

Lanzar 2 (2 cajas) lanzar hacia arriba 2 cajas (verticales, una al lado de la otra) ayudar con el cuerpo, recoger con las dos manos.

Voltear 1 (3 cajas)

de los laterales (girando la mano)

del centro (impulsando con las otras) (3 ejes de giro)

El volteo puede ser lateral (eje longitudinal), frontal y dorsal (eje transversal) o aún sobre el eje sagital.

Chocar 2 (3 cajas) lanzar la caja del centro verticalmente y hacer chocar las otras dos

por debajo de la del centro

por encima de la del centro

“Teléfono” (3 cajas) Llevarse la caja del centro de manera que queden dos cajas delante del pecho y tocando al codo derecho, la otra caja al lado de la oreja como si fuera un auricular. Después colgar.

Llevar al cuerpo (3 cajas) Llevarse la caja del centro de manera que queden dos cajas a un lado de la rodilla y la otra al otro lado

a los lados de la cabeza

Equilibrio con rotación (3 cajas) Apilar las 3 cajas en vertical y mantener en equilibrio sobre los dedos índice y anular de una mano mientras se hace rodar el conjunto sobre un eje vertical=longitudinal con la acción de la otra mano.

Arrastrar centro a lado (3 cajas) Llevarse la del centro (por encima o por abajo) a un lado (probarlo en el suelo) (ayuda de piernas)

Arrastrar de un lado a otro (difícil) (3 cajas) Llevarse la de un lado (por encima o por abajo) al otro lado (probarlo en el suelo) (ayuda importante de piernas y rapidez).

Cambiar de mano por encima (difícil) (3 cajas) Llevarse la de un lado (por encima) al otro lado cambiándola de mano (girando la caja para que el cambio se produzca con la caja en posición vertical) (probarlo en el suelo) (ayuda importante de piernas y rapidez).

Es recomendable realizar esta práctica sobre superficies blandas (tatame, por ejemplo) para disminuir el ruido de las cajas cayendo en el suelo, así como el desgaste del material.

Recordamos que la manipulación se puede hacer con 3, 4 o más cajas, y aunque la posición más tradicional de contacto entre las cajas sea la lateral (extremidades), muchos malabaristas también realizan trucos con la superficie frontal o dorsal (la mayor de todas), especialmente para el equilibrio de gran cantidad de cajas.

Malabarismos Cóntact

Llamamos cóntact a la manipulación o rodamiento de uno más objetos por el cuerpo de forma fluida. Es posible realizar la técnica de cóntact con cada uno de los materiales de circo mostrados anteriormente, aunque para la iniciación se recomienda realizarlo con pelotas redondas y de unos 60 mm de diámetro para alumnos de primaria o 80 mm de diámetro en secundaria.

Actividades

Familiarización con pelota en el dorso (alternando la mano que tiene pelota)

Mantener la pelota sobre el dorso de la mano (con rotaciones, arriba abajo)

Lanzar y recepcionar

Caminar por el espacio (con la pelota en el dorso)

Luchar con los compañeros a quitar su pelota con la nuestra

Acercarnos lo más posible al centro unos muy juntos a otros

Rodar por encima de la mano y frenarla con la otra mano (la pelota rueda sin saltar, por encima de los dedos).

Transmitir la pelota de una mano a la otra (la mano que frenaba será ahora receptora)

Deslizar la pelota de una mano a la otra (mediante las palmas de las manos), (las dos en posición. horizontal desplazándose de delante hacia nosotros)

hacer algún deslizamiento con el dorso

deslizar en todo el conjunto antebrazo-mano

deslizar entre los dos antebrazos con la ayuda de rotación de manos

Equilibrios

en las yemas de los 5 dedos (mano horizontal cerrada con dedos apuntando hacia arriba)

en el hueco entre antebrazo y brazo

en el hombro

en 4 puntos de la cabeza (frente, lóbulos derecho e izquierdo, vértice(parte superior de la cabeza cuando ésta mira al frente)

“Mariposa” la pelota va del dorso de una mano a la palma (pasando por la punta de los dedos). Movimiento amplio (de rotación de antebrazo sobre brazo). Al principio la pelota salta un poco, y cada vez volará menos.

Malabarismos Diábolo

El diábolo es una de las modalidades más fáciles para iniciarse en el malabarismo. En pocos minutos conseguimos tenerlo bailando correctamente sobre la cuerda, y después de una pequeña sesión de correcciones de las desviaciones podremos lanzarlo muy alto y recogerlo, así como pasarlo a los compañeros o usarlo para tratar de encestar en algún objetivo.

El diábolo se mantiene sobre la cuerda porque está girando. Buscaremos siempre una elevada velocidad de giro a partir de la impulsión con uno de los palitos, mientras que el otro facilita el movimiento. No hay que olvidar hacerlo rodar previamente en el suelo para que al subirlo no se tuerza o caiga.

Los espectáculos de diábolo más sencillos consisten en lanzarlo lo más alto posible y recepcionarlo de alguna forma acrobática o por la espalda. Muchos de los malabaristas entre el lanzamiento y la recepción suelen dar varios saltos de comba usando los palitos y la cuerda; otros juegan con el público haciéndoles pronunciar algún monosílabo en la subida y otro en la bajada. Los espectáculos más complejos constituyen un baile con el practicante en el que el cuerpo del mismo toma un elevado protagonismo.

Muchos malabaristas manejan dos diábolos a la vez y algunos incluso tres.

Es un material muy motivante para la iniciación debido a su sencillez en la consecución de los primeros objetivos.

Es muy difícil fabricar un diábolo casero que tenga un buen equilibrio, por lo que se recomienda su compra. Los diábolos aconsejados tendrán el eje de acero y será tan ancho que debe ser posible darle un par de vueltas con la cuerda sin que ésta se monte.

El diábolo consta de dos cuencos y un eje, por donde pasará la cuerda. Esta cuerda va sujeta a dos palitos.

El diábolo se caracteriza por que solo trabaja una mano, a la que llamaremos mano hábil. La mano no hábil, se mueve en función de los movimientos de la mano hábil, dejando o recuperado cuerda (para que el diábolo pueda realizar figuras o bien para que no choque con el suelo).

La mano hábil determina el sentido de giro del diábolo: un diestro lo hará girar en sentido contrario a les agujas del reloj (un zurdo, en el sentido de les agujas del reloj).

El sentido de giro del diábolo nos marca el mejor sentido para hacer las figuras (si los dos sentidos no coinciden el diábolo perderá velocidad y se frenará, liándose con la cuerda alrededor del eje).

El diábolo precisa de una constante aceleración, pues con cada figura éste pierde velocidad (así pues, será necesario volver a acelerarlo después de cada sucesión de figuras).

El diabolista debe mantener siempre su orientación respecto al eje del diábolo; el ombligo del diabolista estará siempre enfrente del mismo cuenco del diábolo, de modo que éste (el ombligo) y el eje estén siempre alineados.

Cuando el diábolo se desvíe lateralmente (hacía la derecha o la izquierda), el diabolista girará con él, con tal de recuperar la orientación respecto al eje.

Las desviaciones del diábolo hacia delante y hacia atrás, se rectifican con la mano hábil; adelantándola o retasándola respecto la mano no hábil.

Las dimensiones del diábolo afectaran tanto a su velocidad como a su equilibrio. Así, un diábolo pequeño girará muy rápido, pero tendrá poco equilibrio (al contrario que uno grande).

La medida de la cuerda es personal. Pero como a referencia, podemos decir que la medida correcta se corresponde con la distancia que hay entre el suelo y el pecho del diabolista. Los ejercicios que presentamos a continuación, tienen como objetivo familiarizarnos con el manejo del diábolo y probar algunas figuras de las típicas (como los lanzamientos, el ascensor o el látigo).

Actividades

Arrancar el diábolo:

Con el diábolo en el suelo, lo arrastramos por el suelo lo más lejos posible de la mano hábil y lo levantamos. De modo que una vez levantado éste ya gira.

Para mantenerlo girando, golpearemos con el palito de la mano hábil sobre él de la mano no hábil (palito que intentaremos mantener quieto).

El siguiente paso consiste en golpear al aire, es decir reproducir el movimiento anterior (moviendo la mano hábil arriba y abajo, y manteniendo la no hábil quieta).

Si este paso nos cuesta, un compañero nos ofrecerá una mano, sobre la cual golpearemos con al palito de la mano hábil.

Para imprimir mayor velocidad al diábolo, una vez lo hemos levantado del suelo y esté girando, con la mono hábil damos una vuelta alrededor del eje (de manera que la cuerda da una vuelta entera alrededor de éste), y seguimos golpeando al aire.

Rectificar las desviaciones’ adelante y atrás del diábolo: La mano hábil se desplazará en el sentido contrario de la caída del diábolo, de manera que la cuerda empujará el cuenco más alto. Una vez estabilizado el diábolo, ambas manos se situarán la misma altura de modo que ningún palito quedará por delante del otro.

Lanzar y recoger:

Para lanzar el diábolo arriba, separaremos las manos bruscamente hacia los lados, de modo que tensaremos la cuerda y el diábolo saldrá hacia arriba.

Para recoger un lanzamiento, levantaremos la mano hábil y apuntaremos con el palito directamente al eje del diábolo. Cuando el diábolo entre en contacto con la cuerda, la destensaremos para evitar que rebote sobre ésta y vuelva a salir despedido hacia arriba. Mantener la cuerda tensada para recoger un lanzamiento es importante, pues nos facilitará la recepción.

Pases por parejas: con 1 y 2 diábolos:

En los pases de dos diábolos podemos lanzar a distintas alturas al mismo tiempo, o bien a distinto tiempo a la misma altura.

Consideraciones técnicas

Si los componentes de la pareja usan como mano hábil la misma mano, los dos miraran hacia delante. En caso contrario, mirará uno hacia delante y otro hacia atrás.

Es necesario que los componentes de la pareja, se sitúen de modo que sus cuerdas estén perpendiculares respecto el eje del diábolo, en caso contrario no podrán recoger el lanzamiento.

Encestar: Utilizando un caja o un cubo como cesta, lanzar el diábolo con la intención de encestarlo.

Por parejas combinar diábolo y aros: Uno de la pareja con el diábolo y otro con un aro. El ejercicio consiste en lanzar el diábolo y que el compañero lo recoja con el aro, ya sea por la parte interior del aro o por la superior. Una vez tenemos el diábolo dentro del aro, hay que devolvérselo al compañero; y podremos pasárselo solo o con el aro.

Ascensor: Aceleramos el diábolo al máximo y situamos la mano no hábil arriba y lejos del diábolo, mientras la hábil está cerca y sigue imprimiéndole velocidad.

La mano hábil da una vuelta alrededor del eje del diábolo (de modo que éste quede rodeado por la cuerda), y se sitúa debajo del mismo.

La mano no hábil, tensa ligeramente la cuerda y el diábolo empezará a subir por la cuerda. Si esta mano tensa demasiado la cuerda ahogaremos el diábolo, y no nos saldrá el ascensor.

Látigo: Este es un truco muy espectacular y relativamente sencillo. No obstante requiere de distintos pasos. Para facilitar su aprendizaje proponemos la siguiente progresión:

Cogemos los dos palitos con la mano hábil, de modo que queden cruzados y con el dedo índice en medio, separando los palitos.

Con la mano no hábil sujetamos el diábolo, de modo que el eje quede perpendicular al ombligo del diabolista.

A continuación la mano hábil, con un movimiento de atrás a delante, caza el diábolo con la cuerda por el eje.

El siguiente paso consiste en situarse de rodillas en el suelo, coger los palitos con la mano hábil y colocar el diábolo en medio de la cuerda (de modo que el eje quede perpendicular al ombligo del diabolista).

Con la mano no hábil cogemos la cuerda por su punto medio y nos incorporamos, soltando la cuerda y arrastrando la mano hábil hacia atrás. De modo que el diábolo saldrá despedido hacia arriba, momento en el que con la mano hábil cazaremos el diábolo.

Cuando practiquemos el látigo, será necesario vigilar si detrás nuestro hay alguien, pues la cuerda podría dañarle dada la velocidad que toma.

Evolución de esta modalidad malabarística

En los últimos años hemos podido observar una gran evolución de la gestualidad (técnica y variedad de movimientos – trucos) y material del diábolo. En la actualidad el empleo de diábolos fabricados de madera, tal y como lo hacían los chineses (algunas compañías orientales, en las que se destacan las chinesas, siguen sirviéndose de diábolos de madera). La mayoría de los artistas y estudiantes han optado por diábolos de plásticos o de materiales flexibles, que aumentan la seguridad del practicante y también la durabilidad del objeto. También hemos sido testigos de la aparición y perfeccionamiento de una gama de diábolos metálicos especialmente diseñados para la pirofagía (fuego). Son piezas que incorporan trozos de amianto (tejido que cuando impregnado de líquidos combustibles puede aguantar mucho tiempo encendido sin perder sus propiedades materiales) y que por tanto producen un interesante resultado visual, aunque exige un dominio más refinado de la técnica de manipulación. Por otro lado los últimos años lanzaron al mercado diábolos luminosos, que mantiene la característica más habitual (copa de plástico y goma y eje metálico) y que llevan pequeñas luces y algunos incluso circuitos electrónicos que hacen juegos de colores y/o programas de cambios de luces y ritmos de oscilación. Pero la evolución no paró por ahí. Los palos en donde se fija la cuerda que eran construidos de madera gradualmente están siendo substituidos por objetos de aluminio, más pequeños pero mucho más resistentes y mejor acabados estéticamente. Por último, algunos artistas vanguardistas están prescindiendo de los palos y produciendo espectáculos con las cuerdas atadas en las manos o mismo con gomas elásticas en contacto directo con las manos y a veces fijadas en uno de los extremos en otras superficies (como por ejemplo un mastín de 3 o 4 metros de altura). Con la incorporación de todos estos nuevos elementos, y también con un gran incremento en la complejidad de los trucos con uno, dos y hasta tres diábolos, esta disciplina malabarística parece estar apenas empezando una nueva fase en la que la experimentación y la innovación constituyen el mejor aliado.

Comentarios adicionales: La cuerda (o cordón) empleada para el manejo del diábolo suele ser de material sintético (nylon) y que resbala bastante especialmente en los primeros días de uso. El uso cotidiano suele desgastarla por lo que es necesario estirarla y rozarla con las uñas para que se enrolle cada vez que el diábolo se para. Por otro lado, uno de los trucos más utilizados para alargar su vida útil consiste en quemarla sutilmente con un mechero o con una cerilla para que la cuerda vuelva a ser resbaladiza con cuando era nueva.

Malabarismos Gasas

Las gasas o pañuelos son un material muy ligero que cuando es lanzado cae a muy poca velocidad. La lentitud de desplazamiento es vital para entender los primeros conceptos que envuelven al malabarismo, como son los planos, las figuras, las formas de lanzamiento recepción,…

El tiempo extra proporcionado por la lentitud de caída del material nos permitirá entre el lanzamiento y la recepción…

realizar pequeñas movilizaciones segmentarias, golpeos, palmadas, …

realizar otras movilizaciones: tocar el suelo, realizar una pirueta, tocar la pared

tocar a un compañero o adversario

cambiarnos las gasas

Para el aprendizaje de malabarismos con gasas es necesario comprender los siguientes conceptos:

Noción de ventana: La ventana constituye el plano vertical en el que los objetos inscriben sus trayectorias. Los objetos son lanzados desde las esquinas inferiores de la ventana y sus trayectorias van dirigidas hacia las esquinas superiores. La ventana es un plano que puede cambiar de angulación para facilitar la ejecución de los malabarismos. Si situamos una pizarra con un ángulo de 45 grados y realizamos los lanzamientos sobre ella, el movimiento se enlentece, facilitándose enormemente. También es posible que en las esquinas superiores de la ventana se sitúen las manos de un compañero que ralentice el movimiento. Por último, si giramos la ventana 90 grados, podemos realizar malabarismos en el suelo con un compañero que haría el papel de gravedad (devuelve las pelotas).

El ritmo: Existen unos tiempos para lanzar y coger, que determinan un ritmo.

Combinar o sustituir elementos: Una vez tenemos la cascada con tres gasas, cambiándolas, una a una por pelotas, llegaríamos a la cascada con pelotas.

Lanzar para coger: En los malabares de lanzamiento cuando hay más objetos que manos (por ejemplo 2 gasas y una mano), es preciso lanzar para poder recoger.

Una mano con 2 pelotas y otra con 1: Siempre iniciará el movimiento la mano que tienen 2 pelotas.

Para facilitar los “lanzamientos” aprovecharemos las piernas. Es decir, acompañaremos el movimiento de arrastrar una gasa con una extensión de piernas, y con una flexión para recogerla. La presa de la gasa será con dos dedos en pinza por el medio. De este modo al soltarla se desplegará y caerá suavemente.

Actividades

Soplar verticalmente desde abajo.

Encadenar columnas una gasa en cada mano, lanzar la primera, y antes de recepcionarla, lanzar la segunda. Comenzar cada vez con una gasa diferente. Variar:

lanzamientos verticales (la gasa no cambia de mano), lanzamientos en diagonal (si cambia de mano (aproximación a la cascada),

recepciones diferentes y con diferentes segmentos (recepcionar con la cabeza en el último momento)

desplazamientos durante el vuelo de la gasa.

Probar el tercer tiempo, inicio del dibujo de cascada. Con una gasa en cada mano:

lanzamos una gasa cruzada (de una mano a la otra), cuando ésta está en el aire,

lanzamos la segunda cruzada por debajo de la primera,

liberando así la segunda mano (para poder coger la primera gasa).

Es en este momento (con la segunda gasa en el aire) cuando lanzaríamos la tercera gasa, pero en su defecto hacemos un chasquido con los dedos (simulando el tercer lanzamiento),

Para a continuación recibir con la primera mano la segunda gasa.

Pases por parejas sin cambiar de lugar:

2 gasas por persona, pasar al compañero las dos a la vez, buscar un ritmo, encadenar

3 gasas entre dos personas, (uno lanza cruzado y otro paralelo: cascada)

3, 4 y 5 gasas por pareja, figura de la ducha

Pases por parejas cambiando de lugar lanzamiento vertical de las gasas y cambiar de lugar

recibir de formas distintas

hacer acciones suplementarias individuales o colectivas antes de la recepción

convertir la pareja en un trío

Pelota – cometa Lanzar gasa al aire, lanzar pelota de rebote, se enganchan, y caen como un cometa, dejamos botar el conjunto y lo recepcionamos con una mano.

Ducha

explicar el concepto de la ducha (ya hacíamos duchas pero sin ser conscientes de ello)

realizar la ducha con tres gasas

3 gasas por parejas:

Las parejas se abrazan por la cintura, de modo que cada componente deja libre un brazo. Un componente de la pareja sostiene 2 gasas y el otro 1. El que sostiene 2 gasas empieza el movimiento, lanzando una gasa hacia el otro compañero, quien para poder recogerla tendrá que lanzar la suya (siempre por debajo de la que le viene); cuando esta segunda gasa está en el aire, es el momento en que vuela la tercera gasa. Una vez empezado el movimiento, las consignas consisten en:

Lanzar alternativamente cada vez con una mano.

Lanzar por debajo de la gasa que está en el aire.

Para poder coger una gasa hay que lanzar la que tenemos en la mano.

Este procedimiento, nos llevará a ejecutar la cascada o movimiento en ocho.

Por parejas, y cogidos por la cintura (igual que antes), lanzar por encima de la gasa que nos pasa el compañero. De este modo estaremos haciendo la cascada por fuera.

3 gasas individual:

Libre. Lanzar y recibir sin que ninguna gasa caiga al suelo.

Cascada: por dentro y por fuera.

4, 5 o 6 gasas por parejas: Por parejas pasarse las gasas, una a una. Podemos aplicar esta formula a dos niveles:

Cooperación: mantenerlas todas en el aire.

Oposición: que el compañero se quede con todas las gasas.

Malabarismos Mazas

La diferencia básica con las pelotas la encontramos en que la maza gira y hay que preocuparse de la zona por la que la recepcionamos. Habrá que tener en cuenta, en consecuencia, la altura y la velocidad de rotación de éstas para recepcionarla correctamente después de uno, dos o tres giros.

Para algunos las mazas se crearon para ser lanzadas a un compañero. Su alargado mango facilita la recepción en un pase lateral. Las mazas son adecuadas también para:

Lanzamientos verticales

Equilibrios

Swing

Jugar con los pies

Manipulaciones y deslizamientos

Es posible fabricar una maza artesanalmente, aunque no es sencillo y el resultado siempre es alejado de las mazas compradas en cuanto a resistencia y seguridad.

La progresión a la cascada de tres mazas será más sencilla, si antes dominamos la cascada con pelotas. En este caso y una vez controlado el giro de las mazas, es tan sencillo como cambiar las pelotas por mazas, una a una.

Los ejercicios que presentamos a continuación, tienen como objetivo familiarizarse con las mazas, para un posterior trabajo encaminado al movimiento de cascada.

Actividades

Lanzamientos de 1 maza

con simple, doble o incluso triple vuelta (el movimiento no sale de la muñeca sino del antebrazo)

vertical o cruzado

por detrás de la espalda

por debajo de las piernas

Juego colectivo con una maza por persona:

Con la maza en equilibrio, sobre la mano, jugar a [la Batalla] La batalla es un juego típico de malabaristas, donde en un espacio reducido, todos “luchan” para impedir que el resto siga haciendo malabares y ser el único: “solo puede quedar uno”.

Columnas con dos mazas (a diferentes alturas).

Swing (rotaciones por el cuerpo) con dos mazas

brazos estirados (posición de T) realizar circunducciones de brazos por delante del cuerpo

un brazo delante, el otro atrás, realizar circunducciones tipo estilo “crol”. Cambiar de sentido, caminar

circunducciones con rotaciones de muñeca en diferentes planos

Passing de tres mazas entre dos personas en cascada (uno lanza cruzado y el otro paralelo), las mazas dan una vuelta (o dos, nivel alto).

3 mazas por pareja: Cascada donde cada uno de la pareja solo usa una mano. Los componentes de la pareja, pueden abrazarse por la cintura (de modo que cada componente deja libre un brazo), o situarse frente a frente.

Tercer tiempo (2 mazas).

Cascada (3 mazas) intentarlo.

Malabarismos Passing

El Passing es la modalidad de los malabares donde dos o más malabaristas, que juegan con al menos un objeto más que manos, intercambian dichos objetos siguiendo un mismo patrón rítmico.

Las unidades que usamos para marcar un ritmo determinado, son el “Self” y el “Pas”:

“Self”: se refiere a un auto pase.

“Pas”: se refiere a un pase al compañero.

Para definir un ritmo determinado, contamos el número de auto pases (“self”), que haremos antes de cada pase (“Pas”). La mano que nos sirve de referencia es la derecha. Por ejemplo:

“1 pas”: una derecha para mí (un “self”) y una para mi compañero (2pas”).

“2pas”: dos derechas para mí (dos “self”) y una para mi compañero (2pas”).

“3pas”: tres derechas para mí (tres “self”) y una para mi compañero (2pas”).

Por convención y salvo algunas excepciones, el Passing empieza con un “Pas” de derecha a izquierda (lanzamiento en paralelo); en función del número de objetos que intervienen en el Passing, los dos de la pareja pasan simultáneamente o alternativamente.

En el Passing nuestra preocupación debe ser pasar bien; pasar a la mano del compañero y con el giro correcto, facilitará al compañero coger el objeto que pasamos. Si todos nos concentramos en pasar bien, y confiamos en que el compañero también lo hará, el Passing será más fluido. Se trata de cooperar y confiar.

Se puede hacer Passing, con cualquier objeto malabar (gasas, pelotas, aros, mazas, etc…) u otro tipo de objeto.

Actividades con pelotas

Por parejas con 3 pelotas: Uno de la pareja con 2 y el otro con 1. El compañero que tiene 1 pelota, la pasa en paralelo, con su mano derecha, a su compañero (que recibe con la mano izquierda). El de la pareja que sostiene 2 pelotas, enlaza el pase con el movimiento de cascada

Por parejas con 4 pelotas: Uno de la pareja con 3 pelotas y el otro con la cuarta. Ambos compañeros se pasan una pelota a la vez; el que tiene inicialmente 3 pelotas se deshace de una, pero recibe otra que enlazará con la cascada.

Por parejas con 5 pelotas: Uno de la pareja tiene 2 pelotas, y el otro 3. Empieza el que tiene 3 pelotas, pasando una a su compañero, quien enlazara el pase con la cascada de tres pelotas; para acabar pasando de nuevo a su compañero y que sea éste ahora el que enlace a cascada.

Por parejas y con 6 pelotas: Reproducir los tiempos del Passing (a “1 pas” o “2 pas”) rodando las pelotas por el suelo. Nos sentamos en el suelo y “self” y “pas” los hacemos con las pelotas rodando por el suelo.

Por parejas y con 6 pelotas:

Passing a “1 pas”.

Passing a “1 pas” aprovechando el tiempo del self: En un Passing de seis pelotas a “1 pas”, aprovechar el tiempo del “self” para dejar de hacer la cascada y llenar este tiempo con una pirueta hasta o con cualquier ocurrencia. La acción que realizamos en el tiempo del “self” debe permitirnos volver a pasar y recibir en su tiempo.

Actividades con mazas

El Passing llega a su máxima expresión con las mazas. Pero antes hay que dominar la cascada con tres mazas.

Las siguientes propuestas tienen como objetivo poder empezar a familiarizarnos con el Passing de mazas, sin necesidad de dominar la cascada con tres mazas.

1 maza:

Individualmente, probar distintos tipos de “self”, con diferentes giros y trayectorias:

Simple: 1 vuelta.

Doble: dos vueltas.

Inverso: lanzar simples y dobles girando al revés.

Por debajo de la pierna.

Gancho: lanzar por encima de la espalda.

Tomahawk: lanzando desde arriba y atrás de la cabeza para delante.

Por parejas; convertir las distintas opciones de “self” anteriores en pases.

Consideraciones pedagógicas

Para hacer Passing, es necesario dominar la cascada con tres mazas.

El Passing es una herramienta sociomotriz.

Una opción muy valida para iniciarse al Passing, consiste en usar gasas

A continuación se muestra el pássing conocido como pentágono:

Más información y vídeos de passing en [passingdb.com].

Malabarismos Pelotas

Las pelotas constituyen el material por excelencia en los malabarismos. Existen diferentes tipos de pelotas en función del uso que se les quiera dar. Algunas pelotas botan, otras son muy blandas, otras son más redondas y grandes.

En un principio recomendamos trabajar con pelotas de grano, y en su defecto con las ya famosas pelotas de arroz (cuya construcción acostumbra a formar parte de las sesiones). La ventaja de las pelotas de grano, es que donde cae la pelota se queda (no se va rodando o botando), evitando la desistencia por tener que correr detrás de las pelotas que, al menos al principio, van a caer muchísimas veces. Además este tipo de pelota se acopla más fácilmente a las manos, algo que no ocurre con las peltas de superficie dura que tienden a rebotar y caer de las manos. Para malabaristas expertos las pelotas duras pueden ser perfectamente usadas.

En este apartado se describen los usos relacionados con los intercambios (lanzamientos-recepciones) con el objetivo de conseguir la cascada, así como también familiarizarse con algunos de los trucos más típicos de pelotas: columnas, garra, etc… Los usos relacionados con las rotaciones se describen en el apartado Cóntact. Si anteriormente trabajamos con gasas, la progresión a la cascada de tres pelotas será más sencilla y rápida.

Actividades

Calentamiento (que también sirve para ver el nivel de los practicantes). Moverse por el espacio, con una pelota en cada mano y haciendo lanzamientos verticales alternados (con dos pelotas). Fijarse en dar continuidad. Variantes:

caminar por las líneas del campo

leer la camiseta del compañero, color de los ojos, marca de las zapatillas

tratar de molestar al compañero (sin abandonar el ritmo propio)

disminuir altura de los lanzamientos, aumentarla

disminuir altura del cuerpo, aumentarla

Dejar caer 1 pelota: (para incidir en que no eleven las manos para recepcionar)

desde la cabeza

desde el hombro, pecho

Lanzar 1 pelota: (distintas alturas)

Lanzamientos utilizando el cuerpo como obstáculo a superar (por la espalda, por debajo de la pierna, etc…).

recepcionar con la misma mano

recepcionar con mano contraria

recepcionar de diferentes formas

Lanzamiento de la pelota y llenar el tiempo de vuelo con gestos o acciones.

Imán (o hilo) (2 pelotas) una pelota atrae a la otra.

Encadenar columnas. Una pelota en cada mano, lanzar la primera, y antes de recepcionarla, lanzar la segunda. Comenzar cada vez con una pelota diferente.

Lanzar-descruzar-cruzar (2 pelotas) Premisa: todos los lanzamientos de una mano son recepcionados por la misma. Manos cruzadas y mirando hacia arriba (mano izquierda por debajo primero). 1) Lanzamos verticalmente la pelota azul de la mano izquierda (ver dibujo). 2) Descruzamos la mano derecha con un lanzamiento por encima (pelota naranja). 3) Cruzamos la mano izquierda con un lanzamiento por encima (pelota verde). 4) Lanzamos con la mano derecha verticalmente. El 4o paso es igual al primero pero con la mano derecha por debajo de la izquierda, es una serie de tres lanzamientos que se va repitiendo y que se pueden realizar de forma aislada, pero que cuando se encadenan, se acompañan del movimiento del cuerpo y se añade alguna acción complementaria, llega a alcanzar un interesante efecto visual.

Garra (2 pelotas) Manos cruzadas mirando hacia abajo (excepto en el momento de lanzar). Lanzamos verticalmente la pelota de la mano que se encuentra debajo y cazamos con la misma mano con un movimiento circular la mano de abajo pasa arriba). Lo mismo con la otra mano, y continuar la serie. Cada pelota siempre es lanzada y recepcionada por la misma mano.

Pelota rebote – pelota grano (todos los lanzamientos en diagonal, dejar botar 1 vez la de rebote)

lanzar la de grano, después la de rebote (recepcionar las dos dejando botar la de rebote) (se comienza una vez con cada mano)

lanzar primero la de rebote (se comienza una vez con cada mano)

sin permitir el bote en el suelo

Tercer tiempo lanzar igual que en el anterior (sin permitir bote) pero buscando hacer una acción en el tercer tiempo (para futura cascada). Acciones:

levantar un brazo por el lateral

bajar el cuerpo

efectos de imanes

Ejercicios individuales en el suelo (3 pelotas de grano) (búsqueda de ritmo y coordinación) (variar ritmos con separación de manos)

Cascada: lanzar de manera que imiten el movimiento del infinito. Lanzamos las pelotas una por encima de la otra (cascada invertida) y cogemos la pelota después de que haya llegado al suelo. Las pelotas ruedan un poco en el suelo antes de ser recepcionadas.

Ducha: lanzar de manera que rueden y según la figura de la ducha.

Parejas – horizontal – suelo dispuestos por parejas, con tres pelotas de grano por pareja. Uno lanza cruzado (ejecutante) otro lanza paralelo (gravedad). Comienza el ejecutante con dos pelotas en cada mano y lanza a la mano libre del compañero. Incidir en que no se pasen la pelota de una mano a la otra (acto involuntario para muchos). Cambiar roles, continuidad, diferentes ritmos. Variantes:

Ducha (3, 4, 5, 6, … pelotas)

Cascada (5, 7, 9, … pelotas) (7 es difícil, 9 más)

Parejas – vertical El mismo ejercicio anterior, cascada, pero las pelotas, en lugar de desplazarse por el suelo, se desplazarán en un plano vertical. El ayudante situará las manos más altas que las del ejecutante. Las manos del ayudante miran hacia abajo y retendrán las pelotas lanzadas por el ejecutante para dejarlas caer en el momento oportuno de manera que se produzca continuidad. Cambiar roles.

Ventana Repasar el concepto de ventana explicado quizás en las gasas.

Parejas – lateral de pies, por parejas, uno al lado del otro, mirada al frente. El de la derecha tiene dos pelotas en la mano derecha, su compañero tiene una en la mano izquierda. El de la derecha lanzará siempre con la mano derecha, y el de la izquierda lo hará siempre con la izquierda. Los dos recibirán con la misma mano con la que lanzan (se cogen por la espalda con la otra mano). Figura de la cascada. Cambiar roles. Es más divertido realizarlo caminando.

Pelota rebote – 2 pelotas grano La cascada dejando botar la de rebote. Comenzar con la mano que tiene dos pelotas (una de grano y una de rebote (comenzar por la de grano))

Cascada con tres pelotas de grano realizar la cascada. La mano que comienza es la que tiene dos pelotas. Comenzar cada vez con una mano distinta.

Columnas con tres pelotas: Lanzar dos pelotas a la vez hacia arriba y cuando éstas están en el aire lanzamos la tercera por en medio. Variantes:

Camiseta: recoger la pelota que vuela sola con la camiseta y catapultarla con la misma (la camiseta) hacia arriba.

Parada en la nuca: lanzar más alta la pelota que vuela sola (recoger las otras dos con las manos) y pararla sobre la nuca.

Volcán: lanzar las dos pelotas que vuelan a la vez, de manera que se crucen en el aire, y después lanzar por el medio la que vuela sola.

Salida de lanzamiento múltiple de tres pelotas con una mano. Lanzamos las tres pelotas a la vez hacia arriba, una vez están en el aire con cada mano, y aplicando la garra, cogemos una pelota, dejando que la tercera siga subiendo. Cuando la tercera pelota cae enlazamos con la cascada.

Malabarismos Plato Chino

El plato chino se caracteriza por tener forma cónica; facilitando así el equilibrio del plato, sobre el palo con el que lo manipulamos.

La mano agarra el palo por la parte inferior de éste. Cuando más largo sea el palo, más velocidad de giro podremos imprimir al plato y en consecuencia más tiempo girará sobre el palo.

Para acelerar el plato chino realizamos un giro de muñeca pequeño, redondo y continuo; que se caracteriza por la alineación de la mano y el centro geométrico del plato.

Si realizamos correctamente el giro de muñeca, el palo girará alrededor del centro del plato chino (que aparentemente permanecerá quieto). En este preciso instante solo tendremos que detener el palo y éste se situará en el centre del plato chino.

En el caso de que parezca que es el plato el que gira sobre el palo (de modo que ésta está quieta), el giro no se estará haciendo desde la muñeca, sino desde el codo o desde el hombro. Cuando se da esta situación no podemos parar el plato sobre el palo.

Actividades

Acelerar con la mano: Con el palo en el centro del plato y éste en equilibrio, impulsamos el plato con la mano libre.

Acelerar con el palo: Con el plato chino “colgando” del palo (de modo que se aguante por su rebaba interior), aceleramos el plato con un giro de muñeca pequeño, redondo y continuo.

Acelerar lanzando con la mano: Sujetamos el palo con una mano y con la otra lanzamos verticalmente el plato, de manera que gire sobre si mismo; cuando el plato chino está en el aire, solo debemos pincharlo con el palo.

Lanzamientos y pases:

Individualmente: una vez acelerado el plato, lanzarlo verticalmente hacia arriba para volver a cogerlo con el palo.

Por parejas: cada componente de la pareja con su palo y con uno o dos platos, realizar pases utilizando la misma técnica que en los lanzamientos.

Robar: Por parejas: cada uno con su palo y uno de ellos con el plato chino acelerado y en equilibrio sobre el palo; el compañero pincha el plato por el centro y se lo lleva.

Plato sobre el dedo: Con el plato acelerado y en equilibrio sobre el palo, cambiar el palo por un dedo. El dedo debe permanecer firme en el centro del plato.

Batalla: Con el plato acelerado y en equilibrio sobre el palo, jugar a [la batalla]

Todos los platos a una sola persona: Aceleramos los platos y se los ofrecemos, uno a uno y con el palo, a un compañero. El objetivo es conseguir que el compañero pueda sostener a la vez el máximo número de platos a la vez.

Malabarismos Swing

El Swing consiste en hacer circunducciones de los brazos combinadas con rotaciones del implemento (utilizando como eje de giro la muñeca y/o el codo).

Si trabajamos con los brazos en extensión y si acompañamos los movimientos con el cuerpo, la plasticidad será mayor. Para conseguir que el Swing sea visualmente atractivo, hay que bailarlo.

Cabe decir que a parte de los movimientos descritos anteriormente, en el Swing también podemos incluir lanzamientos y movimientos de manipulación de mazas.

Para facilitar los giros de las mazas por detrás del cuerpo, golpearemos sobre la espalda, para después cambiar la orientación de éste (del cuerpo) y posteriormente extender los brazos.

De esta manera, lograremos un giro de la maza similar al que tendríamos si solo trabajásemos con giros de muñeca.

La base de este trabajo consiste en mantener el plano de trabajo de la maza y variar la orientación del cuerpo. De esta manera, no solo facilitamos ciertos giros, sino que además simplemente cambiando nuestra orientación, podremos ejecutar las figuras en distintos planos.

El Swing puede ser una técnica muy compleja, ya que:

Para cada mano tenemos dos sentidos de giro; si además tenemos en consideración que las dos manos pueden ir al mismo tiempo o a destiempo, las combinaciones se multiplican y la coordinación entre ambas manos se complica.

Otra característica propia del Swing son los giros objetivos y los giros subjetivos.

Si nosotros estamos orientados hacia el Norte, y el implemento que estamos usando gira hacia el Este (hacia la derecha); al cambiar nuestra orientación hacia el Sur (es decir si hacemos un giro de 180º) para que el implemento siga girando hacia el mismo sentido, hacia el Este, giraremos el implemento hacia nuestra izquierda.

En una primera fase proponemos ejercicios o movimientos de forma analítica, para dar una serie de recursos a los alumnos; recursos que se plasman en determinados movimientos, que se enlazan por si solos y permitirán a los alumnos crean sus propias rutinas. Este trabajo se plantea a nivel grupal, buscando figuras colectivas:

superponiendo figuras individuales muy sencillas,

o utilizando cánones.

Los ejercicios que presentamos, tienen como finalidad introducirnos en la técnica del Swing. Para simplificar-la al máximo, en un principio, trabajaremos con una maza, para después trabajar con dos en un mismo sentido.

Recomendamos realizar los siguientes ejercicios con mazas.

Si bien por sus características, resulta relativamente complejo hacer los giros conducidos con las mazas manteniendo el plano, por otra parte se trata de un cuerpo rígido y de dimensiones reducidas; de manera que difícilmente perderemos el control y nos golpearemos con ellas.

Paralelamente, el trabajo con mazas nos va a permitir cambios de sentido y golpeos en el suelo o sobre las mismas mazas.

Actividades

1 maza individual:

Hacer circunducciones de brazo, buscando la máxima amplitud de movimiento (brazo en extensión).

Sumar rotaciones del implemento a una circunducción del brazo. Debemos considerar que:

Las rotaciones del implemento la podremos hacer por delante o por detrás del cuerpo (caso en el que aplicaremos golpeos en la espalda y cambios de orientación del cuerpo).

Podemos variar la orientación del cuerpo sin cambiar el plano de trabajo.

Para un mismo sentido de circunducción, podemos aplicar las rotaciones del implemento en dos sentidos diferentes (es decir en el mismo de la circunducción o en el contrario).

¡Atención: las consideraciones anteriores solo son eso: consideraciones! Con lo que no es necesario aplicarlas todas, ya que ello conllevaría muchas horas de trabajo

2 mazas individual:

Aplicar los ejercicios anteriores a dos mazas, de manera que siempre vayan paralelas y en el mismo sentido.

Una vez asimilados los movimientos propuestos, aplicaremos cambios de sentido i golpeos en el suelo o sobre las mismas mazas (de modo que podremos hacer y deshacer los movimientos).

Para darle más expresividad (para darle vida) acompañaremos los movimientos de Swing con el cuerpo:

Las mazas pueden arrastrar el cuerpo.

El cuerpo puede contrarrestar la extensión de los brazos.

Nos podemos desplazar por el espacio.

Podemos girar sobre nosotros mismos.

2 mazas por persona y por grupos:

Crear una coreografía basada en:

Sucesiones de movimientos coordinados.

Superposiciones de figuras.

Cánones.

Para facilitar la tarea de los alumnos y para que sea más divertido, usaremos como base cualquier canción animada, con una marcada base rítmica. A este procedimiento lo llamaremos “Aeróbic-Swing”.

Malabarismos Twirling

El Twirling es la técnica aplican las majorets. Esta técnica se puede aplicar con dedos o con muñeca.

El Twirling se realiza con palos de dimensiones cortas, que se caracterizan por tener contrapesos en sus extremos. Por sus características los palos chinos nos servirán perfectamente.

Algunas de las ventajas que nos ofrece el Twirling son:

Se aplican los mismos movimientos en distintos planos.

Al manipular el palo directamente con los dedos, los movimientos son muy seguros y el número de caídas se reduce considerablemente.

Paralelamente gracias a la manipulación directa del palo de Twirling, recibimos constantemente información del mismo; de donde y como se encuentra.

Actividades

Rodamiento sobre los dedos: Agarrando por el medio el palo y en prolongación del brazo (de modo que se apoye enzima del antebrazo), hacemos girar el palo 360º por encima del dedo pulgar.

Según coloquemos el dedo pulgar, estará por dentro o por fuera. En función de si el dedo pulgar está por dentro o por fuera, el sentido de giro del palo será hacia dentro o hacia fuera respectivamente.

Florituras (o movimiento de 8): Para hacer florituras debemos coger el palo por el medio, entre los dedos índice y corazón.

Sin soltar el palo y con un giro de muñeca, el palo dará dos vueltas: una por enzima y otra por debajo de la muñeca.

Si cambiamos de plano este movimiento, el palo en lugar de pasar por encima y por debajo de la mano, pasará por los lados de ésta.

Rodamiento sobre la nuca:

Cogiendo el palo por un extremo, lo cruzaremos por delante del cuerpo de manera que el palo “entrará” en la nuca por el lado contrario de la mano que realice el movimiento y saldrá por el mismo lado, después de rodar sobre la nuca.

Por ejemplo, si la mano que realiza el movimiento es la derecha, el palo cruzará por delante del cuerpo de manera que pasará por encima del la nuca de izquierda a derecha.

El mismo patrón no servirá para hacer rodamientos del palo de Twirling sobre cualquier parte del cuerpo, como piernas, brazos, cabeza, etc…

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page