Para poder hacer malabares de fuego con seguridad, hay que saber TODO acerca del fuego y lo que lo rodea. Porque muchas veces el desconocimiento es lo que lleva a accidentes y a horribles quemaduras. Y otras muchas es el haber perdido el respeto al fuego lo que lleva a esto mismo. No hay que perderle el respeto al fuego NUNCA. Antes de empezar, algo que hay que recordar siempre es que EL FUEGO ES PELIGROSO Y QUEMA SIEMPRE.

No es un juego, es un elemento de riesgo. Los menores han de estar supervisados por un adulto.

  1. Materiales Ignífugos.
  2. Combustibles.
  3. Juguetes de Fuego.
  4. Precauciones:
    1. Antes.
    2. Durante.
    3. Después.
    4. Quemaduras.
  5. Escupir Fuego.
  6. Manipulación con seguridad de elementos químicos
  7. Fuego de Colores

MATERIALES IGNÍFUGOS

Los malabares de fuego llevan una tela ignífuga que es la que se empapa de combustible, y luego se le pega fuego. Existen diferentes tipos de materiales ignífugos, unos más adecuados y otros menos para la finalidad de los malabares de fuego. La lista que sigue va de los materiales MENOS recomendables a los MÁS recomendables.

TELAS COMUNES

Muy poco recomendables: son la tela vaquera (jeans o tejanos), tela de bayeta de cocina, etc. Hay quien a falta de las verdaderas telas ignífugas utiliza estos otros materiales, que no duran más que una o dos encendidas y que se queman rápidamente y se van deshaciendo. Según se van deshaciendo van soltando los cachitos encendidos en todas las direcciones, haciendo así que el riesgo para la propia persona y para los que lo están presenciando se multiplique exponencialmente.

AMIANTO

Tela ignífuga utilizada en muchos lugares antaño por sus propiedades como aislante y su gran resistencia. Se ha ido dejando de utilizar debido a que es cancerígeno (las fibras que va soltando son altamente cancerígenas al inhalarse, cosa bastante probable haciendo malabares). No se recomienda en absoluto su utilización, ya que es muy perjudicial para la salud.

TELA DE CERÁMICA

No la he visto nunca, pero me han hablado de ella: es blanca por lo general. Son fibras ignífugas entrelazadas con hilos de metal (queman más que los del kevlar con hilos metálicos). Se encuentra en ferreterías especializadas en termos, calderas y esas cosas; ya que esta tela se utiliza como aislante térmico en calderas y demás. Es casi igual de cara que el kevlar y difícil de encontrar porque no se suele usar mucho.

ARAMOL

Tela ignífuga, más fina que el kevlar, pero con las mismas propiedades. Lo venden por metros cuadrados (que de posibilidades da esto) en Europa (Chinchilla lo compró en Austria). Pero se puede adquirir en tiendas especializadas en accesorios de bomberos

KEVLAR

Tela ignífuga que está siendo la sustituta del amianto, ya que no tiene las fibras cancerígenas del otro. Hay varios tipos: con unos hilos metálicos o sin ellos. Para malabares se recomienda la que no lleva los hilos, ya que si por accidente impacta contra la piel, la que lleva los hilos puede hacer heridas muy feas.

Algunas recomendaciones sobre las telas ignífugas son las que siguen:

NO dejar los malabares encendidos estáticos mucho tiempo. Esto deteriora la tela ignífuga a velocidades agigantadas. Si no se van a utilizar, lo mejor es apagarlos aunque aún quede bastante combustible en la tela.

SÍ se puede mojar la tela con agua, no se estropeará. Pero no se podrá volver a encender hasta que se haya secado: si está mojada con agua no se podrá empapar de combustible.

CAMBIO de la tela ignífuga, ¿cuándo realizarlo? La tela se irá poniendo más oscura con el uso, pero eso no significa que haya que cambiarla. Cuando la tela empiece a deshacerse y no empape bien el combustible es cuando hay que cambiarla. También lo notaréis en que hay partes de la tela que se queman, como si fueran brasas. Pero dura muchas encendidas.

COMBUSTIBLES

La tela ignífuga por sí sola no arde, como es de suponer por su nombre. Lo que arde en un malabar de fuego es el combustible en el que se empapa esa tela. Así, a la hora de elegir el combustible, hay bastante cosas a tener en cuenta, como: la peligrosidad, el humo que suelta, el olor, lo que dura, el precio, cómo de rápido estropea la tela ignífuga, etc. Las propiedades para escupir fuego con ellos se tratarán luego. Ahora se van a listar los diferentes combustibles más utilizados en malabares y sus propiedades, del MENOS recomendado al MÁS recomendado, igual que antes con las telas.

AGUARRÁS, CLORO Y OTRAS BURRADAS

He oído y leído que hay gente que a falta de otra cosa utilizan aguarrás, cloro puro y otros componentes químicos que jamás se deberían usar para hacer malabares con ellos. CON LOS COMBUSTIBLES NO EXPERIMENTÉIS, y menos aún sin saber muchísimo de química y del componente que estéis utilizando. Jamás, por vuestra salud y la de los que os estén viendo.

GASOLINA

Muy muy muy peligrosa, porque prenden sus vapores (es muy explosiva). Se calienta rápidamente al encender, por lo que no hace falta esperar más que unos segundos a que esté “en su punto” para hacer malabares. Su combustión es rápida, así que dura relativamente poco (comparada con otros combustibles). Estropea muy rápido y mucho la tela ignífuga. ¿De precio? Muy asequible. ¿Y de accesibilidad? Muy fácil, la puedes comprar en cualquier gasolinera. Otra cosa mala es que suelta demasiado humo y huele mucho (para un local cerrado es bastante desagradable). Mucho cuidado con la gasolina. No es recomendable en ningún caso: mejor no hacer malabares de fuego que hacerlos con gasolina.

GASÓLEO

Bastante menos peligroso que la gasolina (muy poco explosivo). Tarda más en calentarse que la gasolina, hay que esperar un poco más a empezar, si no es muy probable que se te apague a la primera de cambio. Su combustión es más lenta, dura más que la gasolina. Estropea bastante la tela ignífuga. ¿De precio? Más barata que la gasolina. ¿De accesibilidad? Como la gasolina, en cualquier gasolinera. No suelta tanto humo como la gasolina ni huele tanto, pero tampoco es agradable

PETRÓLEO

Muy parecido al gasóleo (así que no voy a repetirlo todo otra vez). Suelta mucho humo al apagarse y dura bastante encendido. De precio es parecido al gasóleo también, aunque su accesibilidad es bastante más difícil

PARAFINA/KEROSENO/ACEITE PARA LÁMPARAS

Englobo todo dentro de la misma categoría porque más o menos todos tienen las mismas propiedades (aunque hay algunos un poco peores y más perjudiciales para la salud que otros). Es poco explosivo. Suele ser transparente, por lo que se tiene que tener cuidado, pues se puede confundir con agua, peligroso si se ingiere y peor si se intenta apagar algo con ella. Se calienta despacio y tiene una duración media. Es barato, se puede comprar en ferreterías (no lo compréis en tiendas de modelismo, es parafina especial y es muy cara).

AGUA DE FUEGO

Poco explosiva. Es parafina muy destilada. Se calienta a velocidad normal y tiene una duración media encendida. Estropea poco la tela ignífuga. Es inolora, incolora y casi insípida, así que mucho cuidado con confundirla con agua. De pecio es muy muy cara, y de accesibilidad es muy difícil de encontrar en lugares que no sean tiendas de malabares. Suelta muy muy poco humo y olor, así que es ideal para interiores.

JUGUETES DE FUEGO

¿Qué juguetes malabares pueden hacerse con fuego? Pues aquí os dejo un listado de los que yo conozco, con una breve descripción

MAZAS

También llamadas clavas, clubs o antorchas. Las hay de varios tipos. Las de swing son un tubo de metal con kevlar enrollado a un extremo, y en el extremo opuesto un pomo redondo. Las parabólicas (de lanzar) las hay de dos tipos: cónicas y con el mango de plástico. Son mejores las cónicas, porque el mango no se va reblandeciendo con el calor, y el combustible gotea menos a la mano, por la forma que tienen.

DEVIL STICK

También conocidos como palos del diablo o palos chinos. Básicamente es un tubo de metal con kevlar en sus dos extremos. Ponerle algo entre los extremos para que agarre mejor es opcional.

DIÁBOLO

También llamado diablo. Los hay de dos tipos: de caucho y de metal. Los de caucho al caerse no se deforman como los de metal, pero se ve un poco menos el fuego. Los de metal tienen agujeritos en el metal, y se ve más cantidad de fuego, pero son más frágiles. Ambos llevan la tela ignífuga dentro de las copas. Aunque he visto una customización, poniéndole tela también en la circunferencia de las copas, de forma que se ve mucho más fuego.

BASTÓN

También conocido como palo largo o satff. Un tubo de metal con tela ignífuga en ambos extremos. Hay quien solo deja un cachito en el centro del bastón sin tela, para que haya más cantidad de fuego en los extremos. Se reduce la movilidad, pero aumenta en espectacularidad y peligrosidad.

CARIOCAS Y CUERDAS

También conocidas como cadenas, poi, fire chains, pajaritos, voladoras, etc. Las cadenas son un trozo de cadena con tela ignífuga en un extremo y una agarradera en el otro. Las cuerdas son una cuerda de kevlar con un pequeño cachito de cadena a un lado, y al final de esa cadena una agarradera.

PELOTAS

Balls, bolas o como las quiera llamar la gente. Las hay de dos tipos: de kevlar enteras o una espiral metálica con el kevlar dentro. Las primeras es más que recomendable utilizarlas con guantes de kevlar. Las segundas después de un rato encendido se calientan mucho.

CÓNTACT

Sé que existen unas pelotas hechas para hacer cóntact de fuego, pero yo jamás las he visto, así que no puedo describirlas.

PRECAUCIONES

En este apartado se van a tratar las precauciones necesarias para manejar malabares de fuego con total seguridad, minimizando los riesgos al máximo. Aunque los accidentes existen, serán menos graves si hemos seguido unas pequeñas pautas: antes de encender; durante el manejo, ya encendido; y después de apagarlas. Y si por si acaso aún así alguien se acaba quemando, unas recomendaciones para tratar las quemaduras.

PRECAUCIONES ANTES

Comprobar bien el equipo, que no haya nada suelto, en mal estado, etc.

Guardar el combustible en un sitio cerrado.

Para empapar el malabar, echar el combustible en un recipiente que no se corroa fácilmente (evitar vasos de plástico y similares). Preferiblemente que el recipiente sea de metal o de plástico bastante grueso.

Dejar el combustible alejado del lugar donde se malabarea para evitar accidentes: alejado de mochilas y demás.

No fumar cerca del combustible.

Ropa: evitar materiales sintéticos (nylon o poliéster por ejemplo). Si te golpeas mancha. Evitar ropas anchas o con cosas colgando (pañuelos, cintas, etc.)

Pelo: en coleta, cubierto y/o mojado. Lacas, espumas, gominas, etc. son altamente inflamables, así que mejor no llevarlos cuando se hace fuego.

Lugar: amplio, con espacio alrededor, la gente alejada un mínimo de 3 metros del malabarista de fuego. Evitar lugares cerrados, sobre todo si se usan combustibles que suelten mucho humo.

No encender borrachos, drogados o imposibilitados por cualquier otra causa.

Preferiblemente tener siempre a alguien cerca que te pueda ayudar en caso de accidente.

Sacudir bien los malabares ANTES de encenderlos, para evitar que salgan despedidas gotas encendidas.

PRECAUCIONES DURANTE

Hacer trucos que se controlen muy bien y con seguridad. No probar trucos nuevos o que se tengan poco ensayados.

No acercarse en exceso al público y mantener siempre el mínimo de 3 metros de seguridad.

Tener cuidado con el viento en caso de que haya: hay que estar pendientes de si cambia, porque un golpe de viento puede acercar el fuego demasiado.

Tener una toalla, pañuelo o similar a mano (si está mojado tanto mejor). En caso de quemarse sirve para apagarse, ahogando el fuego (tapándolo para que se quede sin oxígeno).

En caso de que el malabar golpee contra el cuerpo, algo salga ardiendo, se enrolle en un brazo, etc. mantener la calma, no actuar a lo loco. No palmear la zona repetidas veces, esto aviva el fuego. Hay que ahogarlo, como se ha dicho antes.

Al terminar, comprobar que el malabar está bien apagado antes de volver a mojarlo. No meterlo de nuevo en el combustible caliente, ya que de lo contrario salen vapores muy tóxicos y perjudiciales para la salud, además de que el recipiente puede estropearse.

PRECAUCIONES DESPUÉS

Para apagar el malabar (si aún no se ha apagado), girarlos rápidamente o soplar con fuerza a la llama (un soplido rápido y fuerte).

Cerrar bien el recipiente del combustible. Si se derrama algo, alejar el resto de combustible o lo que haya cerca de la zona.

Dejar los malabares humeantes alejados de la gente, para evitar inhalaciones de humos tóxicos. Si se enfundan las mechas ya apagadas con un cacho de tubo o similar (cerrado) se evita que desprendan humo.

Tener cuidado en la zona en la que se ha hecho fuego después, ya que el suelo estará algo mojado de combustible, sobre todo si se ha escupido fuego. Si después vienen otras actuaciones, limpiar la zona para evitar accidentes (sobre todo con zancudos, bailes, etc.).

QUEMADURAS

Si después de esta gran explicación sobre materiales, prevención y cositas que NO debéis hacer os quemáis… Aquí tenéis una pequeña ayudita para los primeros auxilios.

Las quemaduras se clasifican, bien por su extensión (una palma de nuestra mano puesta sobre nuestro cuerpo equivaldría mas o menos a un 1% de la superficie del mismo) o por su profundidad, mucho mas útil a la hora de distinguirlas. Así tendremos:

  1. Quemaduras de 1º grado: son aquellas en las que la piel esta un poco roja, quizá algo inflamada pero en ningún momento aparecerán ampollas. Solo hay afectación de la capa más superficial de la piel (epidermis).
  2. Quemaduras de 2º grado: Hay dos tipos:
    1. A. 2º grado tipo A: Hay enrojecimiento y ampolla y ésta aparece en el mismo momento en que se produce la quemadura (lo que significa que no está infectada).
    2. B. 2º grado tipo B: También hay enrojecimiento y ampolla, la cual aparece a las varias horas de la quemadura (mas “grave” cuanto más tiempo transcurra desde la misma). El contenido de la ampolla suele ser oscuro.
    3. En ambos tipos, el A y el B, hay afectación de la epidermis y de la dermis, la B con mayor profundidad pero siempre manteniéndose dentro de los límites de la dermis. Para diferenciar ambos tipos, basta con arrancar un pelo de la zona quemada (si es que quedan), si duele es de tipo A, si no, de tipo B (la explicación es simplemente por la afectación o no de las vías nerviosas que pueden hacer que haya o no haya dolor).
  3. Quemaduras de 3º grado: ya son bastante mas graves, hay enrojecimiento, ampollas, necrosis tisular (muerte del tejido) y dolor. Hay afectación de la dermis, epidermis, tejido subcutáneo e incluso algo de músculo.
  4. Quemaduras de 4º grado: Aquí ya tenemos de todo, hay infección casi segura, enrojecimiento, ampollas varias, necrosis… No suele doler en un segundo momento por la afectación nerviosa. Se ven dañadas todas las capas de la piel e incluso a parte de llegar al músculo puede llegar al hueso.

Ahora una pequeña guía de indicaciones y primeros auxilios para los primeros momentos:

  1. Lo primero de todo, lavar con abundante agua, cuanto mas fría esté mucho mejor, poner incluso un poco de hielo envuelto en una bolsita, durante un buen rato para que la zona se enfríe y no avance la quemadura.
  2. Si la quemadura es en las manos, a parte del agua, no hagáis nada e ir a urgencias, ya que es una zona de gran movilidad y con muchos tendones y nervios
  3. Quitar todo objeto metálico que tengáis, véase anillos, pulseras, colgantes… Porque guardan el calor y empeorarían la quemadura.
  4. Si la ropa no está pegada a la piel se debe retirar, si no, hay que dejarla para que la quiten en el hospital como es debido.
  5. Si vais a ir al hospital, no echéis pomada alguna, porque solo hará más dolorosa la limpieza de la quemadura una vez que lleguéis a urgencias y puede empeorar la herida.
  6. Hay una pomada casi milagrosa, podéis usarla para quemaduras de primer y segundo grado (ambos tipos), es el FURACÍN, se vende en farmacias sin receta y es bastante baratilla; echar una capa fina (mucha pomada macera la piel y hace que se ablande) después de lavar bien la quemadura y luego (opcional) lo podéis tapar con una gasa y un vendaje.

ESCUPIR FUEGO

Ante todo una recomendación: si apreciáis vuestra salud bucal, dental, estomacal, pulmonar y en general, NO ESCUPÁIS FUEGO NUNCA JAMÁS. Aunque no te tragues nada de combustible, el retenerlo en la boca es suficiente para que algo pase a la sangre. Antes de empezar con los combustibles, las recomendaciones y demás, hay que dejar claros unos pocos conceptos importantes, que se repetirán a lo largo de la explicación:

Retroceso: al escupir fuego, entre el fuego y la boca hay un espacio de combustible que no prende al principio; pero que a lo largo de la escupida va prendiendo, de la llama hacia la boca: a esto se le llama retroceso. Dependiendo del combustible habrá más retroceso o menos, y con mayor o menor rapidez.

El peligro principal de escupir fuego no es, como a simple vista parece, el quemarse (de esto hablaré después) si no el envenenarse con el combustible, así que lo principal o al menos lo primero que se necesita saber es qué os metéis en la boca, es decir, qué combustible es el más adecuado para escupir fuego o al menos cual no os matará de primeras. Descartemos, de entrada, la gasolina y el petróleo ya que, aparte de saber a rayos, son tóxicos, nocivos, sueltan mucho humo y tienen retroceso.

La parafina azul (isoparafina) y el keroseno son más recomendables pero tóxicos y nocivos de igual modo, así que tampoco es una buena opción. La parafina transparente junto al agua de fuego es la opción más segura pero sin olvidar que su ingestión o la inhalación de los vapores que producen también es perjudicial.

¿Y qué hago si me trago el combustible? Pues bien, no lo hagas, ya que el envenenamiento es muy rápido y el daño pulmonar irreversible, pero si aún así cometes la estupidez de tragártelo, toma mucha leche, vomita (no sin antes tomar leche) y corre al médico como alma que lleva el diablo.

A la hora de escupir fuego hay que tener en cuenta unas normas básicas si se quiere evitar quedarse calvo; La mecha debe estar lo suficientemente cerca de la boca como para controlar el encendido de la llamarada, pero lo suficientemente apartada para poder controlar un posible retroceso del fuego, la propulsión (la llamarada) no debe tener una inclinación por debajo de la horizontal paralela al suelo, ya que el fuego sube hacia arriba, y por lo tanto, si escupes hacia abajo te quedas sin cejas. Jamás se debe de escupir contra el viento ni en lugares cerrados, y se ha de tener cuidado con las gotas que chorrean por la cara al escupir pues pueden encenderse y meterte en un lío.

A la hora de acercarse la mecha o apagarla en la boca hay que fijarse bien ya que aunque el kevlar no quema, el aluminio y los tornillos alcanzan temperaturas muy altas y si entran en contacto con la piel, sería lo más parecido a marcar el ganado.

Por último es importante que recordéis que al fuego hay que perderle el miedo pero en ningún momento hay que perderle el respeto, pues si no la única solución es tirarse al suelo y rodar.

FUEGO DE COLORES

A todos nos gusta el color anaranjado y amarillento de las llamas producidas por el queroseno/parafina, pero es mucho más cautivador descubrir un color diferente de las llamas producido por ciertos compuestos diferentes que cito a continuación. Añadiendo el compuesto químico adecuado al combustible es posible convertir tus llamas en varios colores; azul, verde, amarillo, rojo, blanco y naranja (pero naranja de verdad)

Antes de empezar con los productos químicos, unas pocas cosas que has de saber antes de intentar esto.

La tela puede estropearse, sí. No solo son algunos de los compuestos corrosivos para el metal, la alta temperatura de quemado del etanol puro hace que la fibra del kevlar se resienta mucho más rápido de lo normal. Si puedes es aconsejable mantener una punta encendida con el color normal producido por el queroseno/parafina y otra con el color producido por el compuesto químico- consiguiendo cada mecha de un color diferente y alargando la vida de tus mechas al doble que si las dos fueran coloreadas .Estas mechas pueden expulsar residuos tóxicos tras un rato usándolas, incluso después de apagadas producen un desgaste en la tela del kevlar.

Tóxico: Muy peligroso para la salud. Algunos de estos compuestos (¡¡incluyendo el alcohol o el etanol puro!! ) son muy nocivos para la salud – tanto en su estado natural como en su estado de vapor producen una rápida quema. Es aconsejable no usar siempre uno de ellos tradicionalmente (intenta limitarlo a dos encendidas al día como mucho) incluso debería usarse una máscara anti-polución. Usa guantes de goma y lávate las manos antes de rasgarte los ojos o cualquier otra parte sensible del cuerpo tras haber manipulado el combustible

¡¡¡No consideres la opción de escupir con cualquiera de estos combustibles Químicos!!!

Es más peligroso que la parafina o el queroseno ya que es más explosivo y se calienta a mayor temperatura, por ello la vestimenta adecuada son fibras naturales y tela de vaqueros y tener los brazos bien cubiertos por si se pueda producir algún roce pernicioso.

¿Qué compuestos producen las llamas de colores?

Pueden existir otros compuestos que produzcan llamas de colores pero sin ninguna duda éstos son los más recomendables para hacer malabarismo.

Amarillo: sal de cocina

Verde: ácido bórico

Rojo: cloruro de litio

Púrpura: cloruro de potasio

Azul: cloruro de cobre

Anaranjado rojo: Compuestos del calcio.

Verde: Compuestos del bario.

Blanco: Gas blanco (líquido) el acampar de Colemans del gas líquido e.g.

Azul: Gas seco (como arriba)

Verde: sulfato de cobre

Malva: alumbre de potasio

Azul: ferricianuro de potasio

Naranja: cloruro de calcio

¿Dónde se pueden encontrar todas estas sustancias?

Aparentemente algunos son fáciles de alcanzar en una tienda de alfarería porque allí se usan para conseguir diferentes colores en sus vidrios. El ácido bórico es muy fácil de encontrar en cualquier farmacia local. El cloruro de litio también se puede encontrar ya que es usado como antidepresivo. Para el resto sería necesario informarse por internet o preguntando a estudiantes de química y profesores o a asistentes de algún laboratorio.

¿Qué combustibles han de usarse para disolver estos compuestos?

El mejor a usar es el etanol puro, pero también se puede usar el alcohol desnaturalizado, aunque es un poco más volátil y calienta a muy altas temperaturas.

¿Cuánto compuesto se debe usar?

Normalmente para conseguir un color más puro en la llama lo correcto es conseguir una disolución saturada en el combustible, es decir echar tanto como se pueda disolver.

¿Qué secuelas trae a la salud el usar este tipo de combustibles?

Como con todos los combustibles has de informarte en el informe de seguridad del material; si no puedes informarte por este método mira más arriba en este informe. Si tras usar el combustible te sientes mareado o con ganas de vomitar camina una larga distancia tomando grandes bocanadas de aire puro y limpio. Es normal sentir malestar tras el uso de estos combustibles.

He mezclado estos compuestos con todo lo necesario pero no se produce ningún cambio ¿Por qué?

Existen varias razones por las que se puede originar este suceso- la primera es que posiblemente hayas usado el combustible sobre tela ya usada anteriormente con parafina/queroseno lo que hace que pierda efectividad al mezclarse con otros compuestos. Por eso es mejor tener una de las mechas separadas para producir tus fuegos de colores y otra para producir el fuego tradicional, evitando así los residuos que deja la parafina en la tela.

El fuego de colores no dura lo que habitualmente dura el fuego producido por la parafina ¿Por qué?

Este hecho se produce porque el combustible usado es mucho más explosivo y se apaga con menos tiempo, para evitar que esto suceda hay que usar gran cantidad de combustible y gran cantidad de tela en que mojarlo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page