Egresada de la carrera de artes del espectáculo de la UNC, Jorgelina había trabajado con un grupo de teatro haciendo un trabajo físico muy importante, apoyado u orientado hacia la búsqueda de Grotowski. Llegado un momento, luego de su última producción, (la mandrágora del elenco Mentitas) se encuentra en una situación estanca, atrapada en un proceso de búsqueda en la investigación en la que ya no se sentía cómoda. Alejada de tener un contacto con el público, piensa que ella y su grupo ya no tenían nada más para darse. Abandona su elenco. Viaja a Buenos Aires y escucha del inefable Eugenio Barba aproximadamente lo siguiente: “lo importante es la gente con la que uno trabaja, después viene el teatro que se hace”. Entonces averigua para ir a la Odin Week. En el Odin da con un link donde aparece lo del instituto de Grotowski. Llena una solicitud en la que se le pregunta que había hecho antes, y por que quería participar del seminario. Es seleccionada y viaja a Polonia hacia una estadía de aproximadamente un mes de trabajo. Costeando su viaje por cuenta propia. Viaje que aún sigue pagando.

Jorgelina en violeta

Jorgelina: el curso salía 8000 euros, hablamos en ingles, prácticamente era la única de Latinoamérica. Lo que tenía de interesante el curso era que trabajábamos de las ocho de la mañana hasta la once de la noche, nos distribuíamos el trabajo entre distintos profesores, por jornadas de quince días a la mañana y por la tarde. La mayoría de los profesores habían trabajado con Grotowski. El trabajo se distribuía entre la granja y el teatro, que era un edificio austero parecido a la sala Cajamarca. Un grupo de ucranianos nos pasaban sus técnicas que eran fundamentalmente basadas en canciones, pero la mayoría de las técnicas desembocaban en la acción física.

Abordan la acción física desde Stanislavsky  hasta los avances de Gortowski mencionando incluso los clichés en los que se cae sobre el Para teatro.

Jogelina: el parateatro es todo lo que surgió de investigar a puerta cerrada. Desde la vos, desde lo psicológico del actor, de pasar estos movimientos a lo signico… todo esta muy bien explicado en el libro trabajar sobre las acciones físicas con Grotowski, de Thomas Richard.

También nos daban todo lo que es el teatro polaco que es mucho más que la línea de Grotowski. El teatro polaco tiene una gran  tradición católica, los ucranianos cantan todo el tiempo y el actor tiene un punto en común con el oriental en el sentido que ellos cantan bailan y actúan. De hecho nos pasaron un material sobre el tema para entender el sentido religioso sobre el que Grotowski abordaba su trabajo.

Jorgelina dice que uno de los momentos donde encontró mayores dificultades fue cuando tuvo que cantar. Por el hecho de no encontrar en nuestra formación con este recurso que para ello es tan elemental. Recordaba haber tenido pocos momentos en su periodo de la universidad donde la hicieran cantar.

Jorgelina: para mi fue difícil una cosa y que me parece que no se trabaja en Mendoza. Me pidieron que cantara una canción popular y no podían creer que no supiese cantar, en verdad no lo registraba por no estar acostumbrada, obviamente pude cantar con un poco de tiempo, pero me di cuenta que no es algo que trabajemos como deberíamos, y es muy importante. 

Lo que más me sirvió fue el trabajo físico que tenía con mi grupo anterior. Esto a nivel físico me sirvió de mucho por que incluso mucha gente que tomaba el seminario  no llegaba físicamente y hasta algunos abandonaron.

De la facultad reconoce que no fue un gran apoyo el marco teórico con el que llegó. Su mayor aprendizaje hasta el momento lo había hecho afuera, en el grupo. En la facultad su promoción no había llegado a ver a Grotowski; y de una manera muy superficial habían visto algo de Meyerhold. Ni siquiera recuerda una exigencia académica sobre la lectura de Stanislavsky.

Resalta la generosidad de los polacos que conoció:

Jorgelina: nos regalaron  un libro sobre la fundación del instituto, también los programas originales de cada obra que habían hecho: Apocalipsis, la acrópolis, el príncipe, el fausto, escritos a máquina, por que ese tiempo no contaban con imprenta, papeles amarillos… Y eso no lo hace… quien lo hace?. La Odín Week te lo vende.

Si no le sirve para el museo lo vende, sí también el DVD. En ese sentido seguían de algún modo con la línea de Grotowski que era no comercializar con cosas de teatro.

Algo que dejaron en claro sus profesores era que la experiencia que ellos iban a tener dejaba de lado cualquier tipo de adoración hacia la figura de Grotowski. Se basaban en sus estudios pero  hacían propia todas las experiencias que iban a trasmitir. Si alguien quería saber particularmente sobre el maestro podían encontrarse con un discípulo que también daba sus clases en el seminario y que podríamos considerarlo ortodoxo

Una de las concepciones más edificantes del seminario era comprender que ellos recibían una forma didáctica de aprender un entrenamiento, y esto era prácticamente lo que ellos podrían transformar en otra cosa. Y lo que se podría destilar de cualquier otro tipo de entrenamiento.

Sobre la reelaboración que hizo en el viaje sobre el significado de hacer teatro:

Jorgelina: me parece que por ahí estaba más preocupada de un resultado de una obra, o de una técnica perfecta cuando realmente la búsqueda no tiene que ver con eso, sino con la gente que uno se junta, con lo que uno quiere hacer y  quiera decir. No hay otra cosa para mí hoy por hoy. Después lo otro creo que llega, pero primero esta disfrutar lo que uno hace. Vos veías gente feliz trabajando, nada era tortuoso. Nadie te gritaba diciéndote que no reas orgánica, como pasaba en la facultad muchas veces, y vos decías ¿qué es ser orgánica? Entonces todo tenía que ver con disfrutar, con la gente con la que estabas. Hablaban muy poco de trabajar en soledad. Podías hacerlo pero finalmente te juntabas con el compañero. Los profesores tenían un gran respeto por el alumno. Eran muy delicados y te enseñaban por imitación, hablaban muy poco.

¿Cómo ves la manera de articular todo esto que has aprendido?

Jorgelina: A mi me parece muy interesante el tema de abrir pequeñas ventanas. Con los chicos que estamos ahora trabajando, alrededor de seis personas, vamos buscando como cantar. Hemos hecho un movimiento teatral que se llama Ataque. La idea es intercambiar entrenamientos, conocimientos, no ser un grupo cerrado sino estar abiertos, hacemos también en este momento percusión, ver también que es lo que pasa en el intercambio de los músicos y los actores. Por el momento estoy pasando los entrenamientos que aprendí, tratando de desinhibirnos un poco y sobre el asunto de cantar. Por ejemplo allá en Polonia lo que me salió como una canción popular fue la virgen de la carrodilla; y todo esto me hizo replantear nuestra condición como mendocinos, por que ellos lo que te pedían que cantaras era una canción popular, en fin, esa es la búsqueda en la que más o menos estamos.

También esta la idea de abrirnos hacia nuevos espacios teatrales. No quedarnos en una sala, que es la idea de estar encerrados entre cuatro paredes y el teatro no puede salir de ahí, en eso está también la búsqueda de ahora, trabajar con los espacios de una casa y salir a la calle.

Pero tampoco es que vamos a hacer teatro callejero, sino ver como se transforma lo que uno hace en la calle, sin los códigos del teatro callejero. Yo creo que se pueden contar cosas en la calle sin esos códigos.

Queríamos ver si podíamos hacer un cierre del taller que estoy pasando en el hospital Noti, pero nos fue muy difícil entrar. La idea es salir a buscar un espectador y no quedarte aburguesado en una sala esperando a que vengan tres personas.

Pero con el movimiento estamos empezando, te cuento que pasó con esto en un año.

 Cuando Jorgelina llegó comenzó a trabajar en una performance que de alguna manera había comenzado en Polonia, ya que todo el entrenamiento tenía un momento que estaba dirigido sobre la aplicación a una escena. En el mes de Diciembre del año pasado estuvo haciendo funciones en su casa de, Las Capas de la Cebolla, resultado de su experiencia en Polonia que seguramente vamos a poder ver en este nuevo año.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page