Obra: Surrealismo

Actriz: Nora Fernández

Dirección: Ricardo Fernández

Procedencia: Mendoza, Argentina nora2

Hablando con Nora Fernández

¿Cómo surge la obra?

Surge acá en Mendoza, yo la escribí y la estrené en el año 1993, a lo meses ya era como… Uy, con esto pasa algo. Empezamos en una salita en la calle Belgrano que se llamaba “El Balcón”; Carlos Owen, una personalidad mendocina, estaba en Mar del Plata con una salita, me invita, como yo ya estaba podrida de la vendimia y todos esos rollos… y bueno, fui, y fue así como gané las dos “Estrellas de Mar”, eso me dio prensa a nivel nacional, entonces me invitaron del Teatro Mistral que todavía está e hicimos una temporada… y comenzamos a viajar, a viajar muchísimo. Salí de Mza en el 94, y de Argentina en el 96. Primero fuimos seleccionados a un festival en Suecia, estuvimos 4 meses y medio

¿Qué te hizo cambiar eso?

Y… en Mendoza jamás había tenido ese respeto profesional, no solo de la prensa sino del público, como que era otro nivel…

Tus experiencias anteriores a “Surrealismo”, ¿cómo habían sido?

Trabajé con el Flaco Suárez, de chica empecé con él… y después expresión corporal en Bs As, y luego sí, talleres con Carlos Gandolfo, con Lito Cruz… cada cosa se fue acomodando en mí, en el sentido profesional, en el compromiso de que sí es posible hacer un teatro comercial, hablando del alma, dando un aporte para mejoría del mundo o de última para cuestionarlo, no sé si va a cambiar con lo que yo hago en teatro (risas)

¿Vos considerás que tú espectáculo tiene un gancho comercial?

Absolutamente

¿En qué cosas?

Porque el público va, cuando el público va a un teatro y paga la taquilla, significa que el público lo considera un producto comprable… el público puede coincidir o no con mi postura ideológica-filosófica pero al público le gusta, porque al público no le gusta toda la “güevada”, y a veces son cosas geniales y tampoco le gusta. Surrealismo le encanta a la gente, vuelven, me aplauden, me hacen regalos, listo, es comercial (risas). Y ese fue uno de los cambios; yo estaba peleada con eso, no había entrado, para mí eso era Tinelli, o las chicas que muestran la cola, comercial creía que era venderle el alma al diablo, y luego al viajar tanto, Finlandia, Suecia, Dinamarca… he visto a Strindberg en puestas comerciales maravillosas, con actores de la puta madre, entonces digo: no es necesariamente hablar de estupideces  y tratar como si el público fuese un retardado mental… uno se puede también comprometer con lo que uno quiere y a la vez sin mostrar técnica y académicamente un trabajo y funciona. Y eso fue lo que en todos esos años fue acomodándose dentro de mí, y fue como una reconciliación, porque acordate que yo vengo de un teatro mas subversivo, de una generación que quería cambiar al mundo. ……………………………… Es maravilloso haber vivido todo esto, toda esta experiencia, la fama internacional, la presencia internacional, los premios, congresos, grandes figuras… eso hizo que me vieran muchos productores y empresarios, y replantearme la cosa, decir “ah, hay otra cosa por acá”, y ahí sale México, California…nora1


¿Viviste en México?

7 años. Hice cine también y una novela, “Azteca”…una experiencia muy rara, venir del teatro y entrar en ese otro ritmo… me ofrecieron un contrato por ocho años, pero yo nunca me fui de Mendoza, acá tengo mis hijos, todo, cuando saltó eso no me decidí por quedarme allá, o de salir para siempre de Mendoza, es distinto ir y volver, como lo estuve haciendo, es totalmente distinto a irse y decir fa, no vuelvo más. Ahora hace 6 meses que estoy en casa, voy a estar viajando pero ahora es al revés

¿Cómo es tu lectura del teatro en Latinoamérica?

Y el teatro… está vivísimo el teatro, el teatro no se lo comió la tele, ni… lo que hay es un código distinto, distinto en salas chicas, pequeñas, hay propuestas… pero está vivo, y acá también en Mendoza, hay propuestas extraordinarias, lo que sí creo que lo que tiende a morir es la fama… yo creo que el nuevo artista es una cosa distinta, maneja el márqueting como la energía cuántica, nuevas tendencias, tiene un compromiso ecológico divino espiritual, me da la impresión de que el artista del futura es una cosa distinta

¿Cómo ha sido la evolución del espectáculo que lleva tantos años en relación con la evolución de vos como persona?

Lo que fue creciendo es mi conocimiento interior, los datos de formaci ón actoral, entonces ya no me mato tanto, soy mas profesional, pero… lo ideológico digamos, yo sigo creyendo que nosotros nos tenemos que curar de algo, nosotros individualmente y nosotros como grupo, como…Nora3

¿Te referís a la humanidad o estás centralizando en algún…

Si querés acá, a Mendoza, pero esta obra ha tenido tanto éxito en tantos lados porque evidentemente tiene una semilla que es universal, esa identificación que ha generado, quiere decir que “Surrealismo” está hablando de algo mas universal, “pinta tu aldea y pintarás al mundo”, eso es lo que he hecho con esta obra…………………………………………………… Tengo un humor negro con la realidad, un humor que me sale con amor, que no es burla, que es irónico pero que a su vez viene con mucho amor, es un humor ácido, directo, pero tampoco se te hace como “uh, que moco, que criticona”

¿Tus personajes salen de una observación…?

Más que de una observación diría de un detonante emocional. El segundo personaje es basado en una chica de campo de Corralito, y lo que me pasó con ella es que me atrapó la emoción, llegué y lo escribí, porque siempre estoy escribiendo, el que lo hizo escénico fue Ricardo, que hace limpiar al personaje, al lado de eso es como que fuera el pensamiento, por eso se transforma en teatral, es un personaje muy fuerte, a mí me hace llorar todavía, un personaje que debe tener ya 20 años, es muy fuerte, y algo que sucede de forma muy cercana, no es solo con los ricos, “sucios capitalistas”… ahí creo que cuando los actores, los periodistas, los escritores, los sensibles, si nos toca a nosotros, si nos hace llorar a nosotros, nos hace doler, tenemos que decirlo, tenemos que decirlo. Ese personaje ha estado en teatros muy importantes, y es un grito, el grito que no se oye, todavía me mata esa realidad, está vigente, puedo seguir haciendo surrealismo 15 años más, alguien tiene que decirlo…

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page