Los Bípedos, uno de los grupos de teatro callejero más representativo de los últimos años en Mendoza, nos muestran su mirada acerca del noble arte de la calle.

El grupo se forma a partir de la unión de actores procedentes de varios grupos aún existentes como Nómades Clown, nos cuenta Cristrian ( Rulo), para luego reunirse con Heidi y Damián “el pelado”y así formar los actuales Bípedos.

Wally: ¿Cómo se organizan? ¿Cuál es su modo de producción?

Heidi: – Nosotros hacemos todo, cada uno aprovecha lo que saber hacer, yo por ejemplo me encargo del vestuario, de la confección y la realización. Cada espectáculo es una creación grupal, no existe un rol de director. Con respecto a la gestión, que es lo más pesado, los encargados somos los tres, nos vamos turnando para que sea mas fácil para cada uno.Trabajamos a la gorra en distintos espacios y también con contrataciones particulares o para municipalidades, provincia, etc…

Wally: ¿Qué objetivos persiguen? ¿Qué temas abordan?

Rulo: …Como objetivo principal, armar cada espectáculo es llevar a la gente a dar un paseo, nosotros y la gente dando un paseo, salir de la historia que viven todos los días, podríamos llegar a tratar un tema en el cual la gente se sienta representada socialmente pero quizá no nos interesa estar metiendo el dedo en la llaga porque eso ya lo están cumpliendo otros. Nosotros queremos sacarlos a un lugar al que no van todos los días o no todos los llevan a dar ese paseo, pero sabemos que hay otros grupos que lo hacen. El primer objetivo es divertirse, la risa, es lo primordial, todo lo que buscamos es a través de la risa, y después desde ahí decimos¡ah!¡Mirá! acá podemos bajar una línea sobre este tema, no se la violencia infantil por decir, justo en ese momento se estaba dando una notita de violencia, entonces decimos¡ah! ¡Mirá!, lo pensamos nosotros no sé si lo llevamos a que la gente lo vea y sea explicito, por darte un ejemplo si yo tiro la pelota así, estoy diciendo no a la violencia infantil, hay un subtexto que sí lo tenemos nosotros, es interpretado de alguna manera u otra, la ficha esa en algún momento cae. Hace poco leía Einseinstein que habla de que todo debe tener un mensaje aunque sea implícito, entre los actores que lo están haciendo, no necesariamente lo tiene que entender rápidamente la gente o ser explícito.

Heidi: …no es que nosotros le ponemos el hilo sino que ya el espectáculo lo tiene y nosotros lo vamos descubriendo. Nos ha pasado de estar haciendo un espectáculo y después de hacer varias funciones nos damos cuenta que es lo que estamos diciendo y que nos dice el espectáculo…

Rulo: …Cuando empezamos a comprender más nuestro espectáculo también la gente lo hace, y esto provoca que el espectáculo persista. Nos preguntamos después de haber estado haciendo lo misma función durante un año ¿por qué la gente sigue viniendo si hacemos lo mismo?, pero bueno parece que no, terminamos la función y decimos ¿qué pasó, fue igual que antes? no, para nada fue igual, se ha transformado, siempre dice algo…

Heidi: …La obra va evolucionando constantemente y vos no te das cuenta, pasa por distintos procesos…

Wally: …también recibe del público, de la improvisación.

Rulo: sí. es así, te llevan a distintos lugares en la improvisación. Cuando comenzamos la función decimos, muchachos va a salir el tren y tenemos que estar arriba porque este tren lo movemos entre todos (refiriéndose al público). Ir todos en la misma dirección para descubrir cosas uno del otro.

Wally: ¿ Hace mucho que están haciendo este espectáculo? (por el espectáculo actual)

Heidi: … la mitad la estamos haciendo hace un año y la otra hace seis meses.

Wally: …ósea van variando los números y las técnicas.

Rulo: …sacamos números que nos aburren y los guardamos un rato para después en otro lado, otra función, para poder encontrarle otro sentido, donde el público que lo vea alucine realmente de nuevo y nosotros con ellos, y no agotar el recurso.

Wally: ¿Meten todo lo que aprenden en un espectáculo o guardan algo para el siguiente?

Heidi: …ponemos todo. Pero después de aprenderlo e incorporarlo. Estás un año aprendiendo cosas y llega el fin de ese año y te das cuenta de que sabés un montón de cosas y largás todo de repente y ponés todo nuevo en esa función, hacés, no se, veinte cosas nuevas y a medida que esta función va pasando por este proceso de otro espectáculo, la improvisación dentro de ese número que duraba 5 min. Ahora está durando 15 min., de esa misma función nos quedan dos espectáculos. Metemos todo en un espectáculo y desde esa madre sacamos dos. … no es una cuestión de organización, es un proceso natural.

 Wally: …¿pueden hacer una síntesis de las distintas etapas de un espectáculo callejero? … ¿Cómo trabajan la recepción?

Rulo: Cuándo armamos una función … nos sentamos y decimos ¿gráfica, vos como queres que sea la función? Graficar, como son los gráficos de economía, con barras, con líneas que suben y bajan como si fueran niveles de tensión.

… Entonces cada uno va dibujando en un papel, yo quiero que venga así, que aca levante hasta el palo, y se caiga al piso y después que levante un poquito, que continué, que levante otro poquito y que termine arriba o que termine abajo, o que termine ahí lineal. A partir de eso vemos que camino va tener la función.

…La convocatoria tiene que ser explosiva, ¡entonces bueno! ¿cuántas explosiones va a tener esta convocatoria antes de que comience la función, cinco, cuatro, tres…

Wally: ¿Eso de que depende? ¿De la recepción de la gente?

Heidi: Sí totalmente.

Rulo: …depende del día, depende de nosotros.

Heidi: hay convocatorias que vos haces una explosión y tenés que largar porque la gente está a full, si no largás te comen, y hay funciones en que hay un frío en el corazón…

Rulo: … la remás, remás y no levantan nunca y terminás la función diciendo ¡chauuuu! ( risas)

Heidi: … en la convocatoria vos ya sabés muchas veces qué es lo que va a pasar con el resto de la función.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page