Teatro del norte es de Asturias España. Con Fabián Castellani se habían conocido hacía diez años, y así había surgido la idea de invitarlos.

La compañía del teatro del norte tiene 23 años y han pasa do por muchas etapas y periodos, viven en una autonomía pequeña, trabajan por toda España.  Van tirando como dicen en España.

Etelvino comenzó su incursión por el teatro en festivales del catecismo, y continuó jugando al circo ya que su padre lo llevaba mucho. Había tenido la experiencia de dos compañías anteriores dedicándose de una manera aficionada y cuando decide dedicarse ya de manera profesional obtienen un premio con una representación de Ubú Rey que los catapulta a nivel nacional por el año 75.

Etelvino se considera un autodidacta que ha hecho todos los escalones en la formación teatral. Es licenciado en filología francesa. Cuando terminó sus estudios en el año 73 tuvo que pasar por el servicio militar y al salir del servicio se dedicó por entero al teatro.

Dice que el teatro que existe en el mundo es bueno, regular y malo, pero piensa que el mejor teatro de lengua castellana está aquí en la Argentina. Dice que la capital de teatro en lengua castellana es Buenos Aires, que no está ni en Madrid ni en Barcelona, por que aquí hay más y mejor. Dice que los argentinos llevamos el teatro en los genes. Hablamos de la tradición y convenimos que esa tradición se ha roto. Etelvino encuentra que estamos en otra de tesitura en donde hay más interés y más intercambio por las dos partes, que es lo que debería ser. Encuentra muy estimulante la pasión de la gente de teatro por estos lugares, que realiza cosas sobreponiéndose a las adversidades, y esto lo encuentra como una posición ética muy importante y respetable.

Respecto de su forma de trabajo: “Generalmente son procesos muy lentos. Parto generalmente del texto. Y elijo mayormente textos clásicos. Que es lo que he notado que falta en las carteleras de buenos aires. El año pasado hemos estrenado un texto de Lope de Rueda. Me interesa mucho el teatro de calle, veo que en eso nosotros tenemos una mayor tradición, todo el teatro menor del 57, y a mi eso me gusta, me interesa, no está reñido con la modernidad.”

La impresión que se lleva Etelvino a su tierra, de este festival, es de las mejores. La gente le ha parecido estupenda y sana, entonces no siente que estemos tan lejos, aunque se sentía un poco triste, como si tuviese que dejar a una novia, o a un novio, en esas instancias de la despedida.

Cuando le pregunto que palabras tendría para los jóvenes lectores de la revista, me contesta:

Que vayan al teatro.

Yo creo que a los espectáculos en vivo, y esto lo sabe la gente que va al fútbol, hay que ir muchas veces. Tienes que ir seguido a los toros para que el día que se produzca el milagro estés allí sentado. Es muy difícil que te veas de primera el mejor partido de Messí. Tienes que ir a muchos, yo creo que a todos los espectáculos en vivo hay que ir mucho para que cuando ocurra algo estés ahí. Es uno de los pocos espacios que en este momento quedan de resistencia en el planeta tierra. Eso está muy claro. Y además el teatro con una resistencia mucho más fuerte que la música, que ha sido tomada por la industria. Hay que animar a los jóvenes a ir al teatro. Si se desilusionaron una vez, que intenten volver. En el fútbol también pasa que hay partidos aburridísimos. Pero hay que ir por si algún día pasa algo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page