I: Como los perros, vuelvo

1: Buenos días.
2: ¿Ya volvió?
1: ¿Quién?
2: Usted ya volvió de la guerra ya que se encuentra parado frente a mí.
1: Eventualmente he regresado pero no de donde cree.
2: ¡Y para qué creer en algo!
1: Hay no sé yo no me meto en esos temas.
(Silencio)
2: Mira el cielo.
1: Mira el cielo y se corrompe.
2: Aunque no está lloviendo.
1: ¿Y por qué llorar entonces?
2: Eventualmente he llorado pero no como usted cree.
1: Nunca aprobé esa materia.
2: ¿No me cree? Soy un experto en el arte de llorar. Lo sé hacer en cualquier situación y con cualquier fin que me proponga. Si me mira bien a los ojos podrá ver cómo estos se inundan, y comienzan a derramar lágrimas. Usted lo desconoce porque recién vuelve de la guerra, ya se acostumbrará.
1: Siquiera llueve. El clima. Yo no recuerdo la guerra, las heridas de balas pueden ser de cualquier otro acontecimiento.
2: Le digo que no ha sido como usted cree.
1: ¿Entonces cómo?
2: Como los perros.
1: Ah, como los perros.

II: A Pitágoras

1: La suma del cuadrado de los catetos es igual a la suma del cuadrado de los catetos.

III: A los acuerdos

2: Hola que tal.
1: Hola mucho gusto.
2: ¿Ya regresó?
1: ¿De dónde?
2: ¿De dónde?
1: Pues yo todavía no he regresado.
2: Eventualmente yo también fui.
1: Pues yo no regresé. ¡Jamás!
2: ¡Así me gusta camarada!
1: ¿Qué le gusta?
2: No sé.
1: No sé.
2: Entonces estamos de acuerdo.
1: Mejor.
2: Mejor.

IV: Desprejuiciados

1: ¿Lo conoce?, es la segunda vez que pasa por acá sin mirarme, como si no me conociera.
2: Yo nunca lo he visto en mi vida ¿Y usted?
1: Yo tampoco, pero la próxima si no me mira como si me conociera, disparo.
2: Para mi que si se conocen y no me quiere decir.
1: ¿Decir qué?
2: Que usted era quien pegaba papelitos en los espejos.
1: ¡Yo no le he pegado a ninguna mujer en mi vida!
2: Mejor así
1: ¿Mejor?
2: No sé.
1: Bueno mejor.

V: Como en la guerra.

1: ¡He descubierto algo!
2: ¡Ha descubierto algo!
1: ¡He descubierto algo!
2: ¡Ha descubierto algo!
1: Pero mejor lo vuelvo a cubrir no vaya a ser que se vuele.
2: ¡No vaya a ser que lo vuelen!
1: No vaya a ser que se vuele.
2: Peor.
1: ¿Peor por qué?
2: Por no decir mejor.
1: Mejor lo dejo así. Peor sería que se vuele.
2: Mejor lo dejamos así, peor sería que se nos vuele.
1: Esto es mío.
2: Y esto es mío.
1: Mejor así.
2: Mejor me baja el tono de voz, está muy agresivo hoy.
1: Pero…
2: Ya está no me gusta hablar de estos temas, menos si usted habla así.
1: Y si no hablo.
2: Entonces si me gusta hablar.

VI: En paz

1: ¿Puedo hablar?
2: No.
1: Mejor.
2: El silencio es mejor.

VII: Sobre tempestades

1: ¿Y si jugamos?
2: ¡Me encanta! ¡De naranja!
1: No juego nunca con extraños.
2: Ya se me fue la sed.
1: Es peligroso hablar con desconocidos sobre juegos.
2: Aunque nunca viene mal algo de fruta para el cuerpo.
1: ¿Es usted peligroso?
2: No, realmente no me siento a gusto de ir a ver una película, con este clima.
1: Perdimos, pero no fue mi culpa
2: Este clima.
1: Siempre este clima de mierda.

 

VIII: De lanzas clavadas en el tiempo

2: ¿Y si volamos?
1: No hoy no me siento bien.
2: Bueno mejor no. ¿Y ayer?
1: Si ayer sí.
2: Bueno entonces ayer.
1: Si, ¿Lo digo por el clima, no?
2: Siempre igual vos.
1: ¡Y ni hablar de aquél!
2: ¡Si de aquél que está mirando!
1: ¿¡Qué mirás!?
2: ¡Y si le disparás de una vez por todas!
1: No tengo balas.
2: ¡Cómo me gustaría matarlo!
1: Ya lo venía oliendo.
2: El olor ese a podrido.
1: A muerto.
2: Pero todavía no está muerto.
1: Todavía.
2: Todavía.

IX: Como Pitágoras
2: La suma del cuadrado de los catetos es igual a la suma del cuadrado de…los catetos.
1: Me encanta Pitágoras.
2: Nunca lo escuché.
1: Yo tampoco.
2: Mejor.
1: Mejor.

X: ¡Oh! El mar. -Sobre la naturaleza-

1: ¡Uy! Ahí viene una ola.
2: Odio la arena acumulada entre los dedos.
1: Sobre todo del meñique ¡Ahí viene una grande!
2: ¡No se aguantar la respiración!
1: No te preocupes, no viene nada, ya la asfaltaron.
2: Mejor así.
1: Mejor.

XI: Culpa

1: Adiós.
2: Ya le dije que no me gustan esos temas de creer o no creer.
1: ¿Y si bailamos?
2: No creo que sea conveniente a estas horas de la madrugada.
1: ¿Y cuando anochezca?
2: No gracias ya se me fue la sed.
1: La noche siempre trae sorpresas.
2: Como en mi cumpleaños.
1: ¿Cuándo?
2: ¿Cuándo?
1: Yo no sé, si no sabe usted.
2: Yo no sé, no me hace ninguna gracia y me parece de muy mala educación.
1: Es que no lo hizo a la noche.
2: Yo no tengo la culpa.
1: ¿Quién la tiene?
2: Y usted.
1: Yo sólo…
2: Sí, usted.

XII: El silencio

1: …Sólo sé que no sé nada.
2: …Sólo sé que lo sé todo.

(Se miran sin expresiones. 1 intenta decir algo pero no puede. 2 ríe fuertemente.)

XIII: Golpe de fiebre

1: Creo que lo llaman a usted.
2: ¿Qué gritan?
1: ¡¡Usted!!
2: Entonces también puede ser usted.
1: No, yo no soy.
2: ¿Cómo está tan seguro?
1: Porque está apuntando con un arma.
2: Definitivamente es a usted.
1: ¿Y si dispara?
2: No sé, hace mucho calor.
1: Mejor disparo primero.
2: ¡Qué calor!
1: Si mejor yo primero ¡Uy! lo maté.
2: Uy, si me llamaba a mí
1: ¿Era para usted?
2: Sí, ¡Y lo ha matado!
1: ¡Uy! Y no tenía un arma.
2: Qué calor.
1: Qué calor.

XIV: Involuntarios

2: Ya no me gusta jugar a este juego.
1: A mi me gusta Pitágoras.
2: A mi de naranja.
1: ¿Tenés?
2: No. ¿Vos?
1: Tampoco.
2: Bueno. ¿Te vas?
1: Al mazo. ¿Me voy?
2: Si, ¿Te vas?
1: Si, ¿Me voy?
2: Te vas.
1: Me voy.
(Silencio)
2: No conozco a Pitágoras.
1: A mí en realidad no me gusta de naranja.
2: Entonces no juguemos más.
1: Debe ser el clima.
2: Siempre este clima de mierda.
1: Y el olor a muerto.
2: ¿Todavía muerto?
1: Todavía.

XV: La memoria

2: ¿Y si no está muerto?
1: Si se murió, si le disparé.
2: Hay, que dolor.
1: Debe ser el calor.
2: ¿Y el Sol?
1: Y el Sol también.

XVI: Corrompiéndose

1: Buenos días.
2: ¿Ya volvió?
1: ¿Otra vez?
2: Usted ya volvió de la guerra ya que se encuentra muerto frente a mí.
1: Eventualmente he regresado pero no de donde cree.
2: ¿Y disparó?
1: Tenía sed.
2: No le creo.
1: ¡Y para qué creer en algo!
2: Hay no sé yo no me meto en esos temas. La suma del cuadrado de los catetos es igual a la suma del cuadrado de…los catetos.
1: Me encanta Pitágoras.
2: Aunque no está lloviendo.
1: ¿Y por qué llorar entonces?
2: Eventualmente he llorado pero no como usted cree.
1: ¿Y para qué llorar si está lloviendo?
2: ¿Sabe que puedo llorar de mil maneras?
1: Sí, como los perros.
2: Como los perros.
(Se miran y ríen juntos. Caen en un profundo silencio y se hunden en la angustia)
1: Ya lo venía oliendo.
2: Ese olor a podrido.
1: A muerto.
2: A muerto.

(Los personajes terminan oliéndose mutuamente, como perros. Se cierra el telón)

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPrint this page